• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Un boleto de autobús son casi 6 viajes en Metro

Los choferes aseguran que no se le puede trasladar al usuario el costo de operación | Foto Omar Véliz

Los choferes aseguran que no se le puede trasladar al usuario el costo de operación | Foto Omar Véliz

Mientras los usuarios lucen resignados frente al aumento, los conductores consideran que no les servirá para adquirir los repuestos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hoy se comenzará a cobrar el 15% restante del incremento de 40%, aprobado para este año, en las tarifas de transporte público superficial de rutas de todo el país, según establece la Gaceta Oficial número 6130 Extraordinario del 22 de abril. Los transportistas de redes urbanas e interurbanas creen que el aumento no cubrirá los costos del pasaje. Los usuarios lo reciben con resignación.

Con los 8,5 bolívares que costará un viaje dentro de Caracas pueden pagarse 5, 6 viajes en el Metro cuya tarifa no se incrementa desde 2011, cuando pasó de 0,5 a 1,5 bolívares.

La mayoría de los viajes en Caracas se hacen en transporte público: 47% en vehículos superficiales y 19% en el subterráneo.

Armando Avellaneda no tiene carro. Se le van 850 bolívares mensuales en transporte. A diario se traslada desde su casa en El Paraíso, hasta su trabajo en Las Mercedes. “Es muchísimo dinero”, dice. El monto representa 20% del salario mínimo. Para quienes se mueven entre la capital y la periferia el gasto en ir y venir puede superar los 1.000 bolívares con el nuevo incremento, en el caso en que se trasladen entre Guatire y Caracas.

“Me parece malísimo”, “Es fatal”, “Es injusto” fueron algunas de las expresiones de los pasajeros consultados. Sin embargo, en general, todos mostraron un grado de resignación frente al incremento anual: “Yo lo veo mal, pero ¿qué vamos a hacer?, dijo Graciela Márquez.

El aumento del pasaje a 8,5 bolívares será el tercer incremento que se registra en Vargas en lo que va de año. El 18 de marzo subió a 6 bolívares, el 1° de julio pasó a 7,50 y a partir de hoy costará 8,5 bolívares.

Luis Alberto Salazar, presidente del Comité de Usuarios del Transporte Público, rechazó el incremento porque denuncia un desmejoramiento del servicio. “Hay un déficit de 40% de la flota extraurbana. Eso promueve la habilitación de unidades piratas en las que solo pueden viajar hasta 32 personas, sin ningún tipo de seguridad”, dijo.

Los gremios coinciden en que el incremento es insuficiente. José Luis Trocell, gerente general del Bloque Unido de las Rutas Suburbanas, cree que al haberse realizado en dos fracciones el alcance quedó disuelto, pues los precios de los repuestos son muy altos.

José Eduardo de Andrade, presidente de la Asociación Civil Indepacib, que abarca los municipios Independencia, Paz Castillo y Simón Bolívar, y cubre la ruta Caracas-Santa Teresa del Tuy, aseguró que lo que ganan es solo para sobrevivir. Reconoce que el aumento golpeará el bolsillo del pasajero porque decidieron no cobrar 50% del pasaje a los adultos mayores ni realizar el recargo nocturno.

Los choferes señalaron que el incremento no los favorecerá en absoluto, pero aseguran que no se le puede trasladar al usuario el costo de operación.

Elio Eduardo Labrador, presidente de la Asociación Don Augusto Malavé Villalba, que transporta pasajeros desde Caracas hasta Naiguatá pasando por La Guaira, Macuto, Caraballeda y Caribe, dijo que para los usuarios será un golpe muy fuerte: “Ellos tampoco tienen la culpa de lo que estamos viviendo. Mi familia también paga pasaje”.

Si el incremento no alcanza para cubrir los gastos de los choferes, menos para adquirir cauchos, baterías y otros repuestos de alta rotación, aseguró Alexis Noda, presidente de la línea Conductores Unidos Caracas-Guarenas.

El conductor Freddy Rey, quien lleva 15 años trabajando en la línea Ministerio de Educación-Petare, aseguró que después de que lo asaltaron en Mariches, le robaron su camioneta y le abrieron el estómago y la cabeza a punta de puñaladas, trabaja como avance y debe pagar diariamente 1.200 bolívares por el alquiler de la unidad.

“Esto es una ruleta, hay días buenos y días regulares. El aumento del pasaje puede que ayude a los dueños del transporte. A mí no me da más de 500 bolívares diarios cuando la jornada está buena”.

Así como Rey, los choferes Rodríguez, Contreras y Alvarado, que trajinan todos los días por la avenida Baralt, admitieron su pesar frente al incremento. “Es insuficiente, pero tampoco se le puede cobrar más al pueblo que no tiene con qué pagar”, dijo Edinson Contreras.

ElDato
Representantes de varias asociaciones de conductores de rutas de transporte superficial se reunieron ayer en la sede del Fondo de Transporte Urbano para discutir las repercusiones del posible incremento del precio del combustible en la prestación del servicio.