• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“La belleza no se trata de ser perfecto”

Helianny García | Foto: AP

Helianny García | Foto: AP

Los participantes de varios países, entre ellos seis de Venezuela, perdieron alguna extremidad como consecuencia del cáncer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace siete meses, a Helianny García le amputaron la pierna izquierda. La joven, de 17 años de edad, tiene poco tiempo con el cuerpo distinto, con una extremidad menos; pero, aún así, desfiló sonriente por una pasarela ecuatoriana. Con la ayuda de dos bastones, modeló varios diseños, entre ellos una chaqueta roja, y una media negra cubría su pierna derecha.

Junto a García, 15 muchachos de varios países participaron en el desfile organizado por la Fundación Jóvenes contra el Cáncer, que se realizó el 5 de febrero en Ecuador –donde está la sede de la organización–. Todos los modelos tenían prótesis o necesitaban una, como consecuencia del cáncer.

La intención de la actividad, en la que modelaron seis venezolanos, era potenciar la autoestima en los jóvenes y sensibilizar a la población. García, que fue diagnosticada a los 15 años de edad de osteosarcoma –un tumor maligno en el hueso, que se desarrolla principalmente durante la adolescencia– dice que hubo mucha gente que entendió el mensaje.

Después del desfile, la contactó una joven que estaba en la misma situación que ella. “Me dio las gracias porque cuando nos vio modelando se animó a salir de su casa. Me dijo que se dio cuenta de que encerrarse no valía la pena”, recuerda la adolescente, que vive en Maracaibo y quiere estudiar contaduría.

La fundación ecuatoriana gestiona una prótesis para García. “Desde el principio me acostumbré y me mentalicé de que estaba sin la pierna. Hay gente que me mira o me menosprecia, pero a mí no me importa porque yo sé que la amputación fue por mi bien”.

Belleza imperfecta. Estefany Moreno, de 18 años de edad, sintió un poco de nervios días antes del desfile. Pero en ese momento, después de algunas jornadas de prácticas y pruebas de vestuario, estaba emocionada: “Era muy significativo que me vieran y demostrar que no tengo limitaciones. Nosotros también podemos ser modelos. La belleza no se trata de ser perfecto”.

A Moreno le diagnosticaron osteosarcoma en el fémur derecho a los 12 años de edad, cuando estaba en primer año de bachillerato. Cumplió el tratamiento de quimioterapia en Maracaibo, pero por las complicaciones le amputaron la pierna. En el Zulia le dieron su primera prótesis, pero con el paso de los años no la pudo usar porque no le quedaba. Antes del desfile había viajado a Ecuador con la fundación y le donaron una prótesis nueva.  

Ella, que estudia segundo año de Odontología en la Universidad del Zulia, dice que todo el proceso fue más difícil para su familia. Sus hermanas menores estaban celosas por la atención que recibía durante el tratamiento. “Pero al final eso logró unirnos más”, apunta convencida. Ahora recuperó su cabello y lo tiene muy largo, y logró controlar la sensación de poseer la pierna aún cuando ya la habían amputado –que se conoce como síndrome del miembro fantasma–.

Arli Mujica, de 23 años de edad, también desfiló sin la pierna izquierda, que perdió en 2008 a consecuencia del osteosarcoma. Para ella, que vive en Valencia, fue muy difícil acostumbrarse a andar sin la extremidad. Pero ahora practica natación y modeló en Ecuador con un propósito: “Salimos a decirle a la gente que la belleza no es solo física, sino también del corazón. Igualmente enviamos un mensaje a los jóvenes con este problema para que no se encierren. Que entiendan que son personas normales”.

La psiconcóloga Josymar Chacín, que trabaja en el Hospital de Especialidades Pediátricas de Maracaibo, acompañó a los jóvenes venezolanos que modelaron en Ecuador. Una vez allá, se dedicó a dictar talleres de autoestima a quienes han perdido alguna extremidad por el cáncer.

“Quería que entendieran que somos más que una parte del cuerpo. Ellos se sintieron orgullosos de sí mismos. También la idea era romper los paradigmas. No los debemos ver como minúsvalidos, sino todo lo contrario: más que cualquiera, ellos pueden seguir adelante a pesar de lo que sea”, dice la especialista.

Preparación psicológica

Los pacientes que padecen de osteosarcoma, el cáncer de hueso más común en los niños, pueden someterse a operaciones para eliminar el tumor. Sin embargo, hay casos complicados en los que es necesario amputar la extremidad. Josymar Chacín, psiconcóloga del Hospital de Especialidades Pediátricas de Maracaibo, dice que en estas circunstancias es imprescindible la preparación psicológica previa.

“Hay que acompañar desde el diagnóstico. Cuando no se prepara al niño o joven, puede haber depresión. Mi experiencia me ha demostrado que con la ayuda psicológica ellos continúan con su vida”, afirma la especialista, con 21 años de experiencia en psicología para personas con cáncer.

Chacín subraya que los pacientes a los que deben amputarle una extremidad sufren un duelo: “Es una pérdida de una parte de sí mismo y hay tristeza, rabia. Pero si se maneja bien, terminan aceptándolo”.

Señala que, a veces, esta enfermedad es más difícil para los padres. Los niños, dice, a la semana ya quieren correr con las muletas. “Ellos pueden adaptarse más fácil que los adultos porque son alegres y toleran más el dolor”.