• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La basura cubre sectores de Caracas por fallas en recolección

En varias calles del pueblo de Baruta la basura está desbordada | Foto Manuel Sardá

En varias calles del pueblo de Baruta la basura está desbordada | Foto Manuel Sardá

Los residuos sólidos en las montañas incrementan la contaminación, al desbordar las vías y desagües de la ciudad 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una alfombra de botellas plásticas vacías amaneció el miércoles 26 de agosto sobre la avenida Intercomunal de El Valle. La tarde anterior había llovido en la capital, lo que causó el desbordamiento del río Valle y la inundación de la estación Mercado, del Metro de Caracas. Mientras barría el lodo de la calle, uno de los trabajadores de la cuadrilla de limpieza de Supra Libertador, José Freites, lamentaba que las fallas en la recolección de la basura provocara la obstrucción de los drenajes en la zona.

“Los camiones no suben el cerro porque la vía es muy estrecha. Hay cuatro vertederos en la calle, a cielo abierto, y la creciente del barrio El 70 bajó y arrastró los desechos”, explicaba Freites.

La falta de recipientes adecuados para verter los residuos en las lomas de los cerros provoca cascadas de basura en distintos puntos de la ciudad. Hay una extensa en la Cota 905, de El Paraíso; así como en los sectores de La Charneca, Hornos de Cal y Marín, de San Agustín del Sur, visibles desde la autopista Francisco Fajardo. Algunos lo justifican. Explican que al no tener fácil acceso a los contenedores, los vecinos tienden a lanzar los desechos.

Ismael Martínez repara lavadoras en un local de la avenida Ruiz Pineda de San Agustín. Sobre su comercio cae la basura. Asegura que los desechos no le afectan, pero advierte que los conductores que atraviesan la autopista pudieran tener un accidente, en caso de tropezar con alguno de los electrodomésticos arrojados desde el cerro.

“Eso desde Pérez Jiménez está así. Coloqué una talanquera y unos tubos para frenar la caída, pero igual la siguen lanzando”, aseguró Martínez al referirse a la franja de desechos que viste la montaña de esta zona, entre Hornos de Cal y Marín, que ya se ha vuelto icónica para la comunidad, tanto como los funiculares del Metrocable.

Elizabeth Graterol es otra víctima de la tardanza en la recolección de los desechos. Asegura que cuando llega la Alcaldía de Libertador a recogerlos, una vez al mes, tiene que cerrar su negocio de venta de comida: “Esto tiene todos los años del mundo. La novedad es que ahora están criando cochinos allí, en medio del basurero”.

Graterol aseguró que hace más de cuatro años las autoridades de la alcaldía prometieron hacer un muro de contención en la parte del cerro que se desploma de basura, pero la oferta nunca se concretó: “La ayuda llegó hasta la tercera calle del barrio Marín, a la altura del preescolar Concepción Mariño”.

Betzaida Vidoza, promotora social de la zona, explicó que la ayuda social no llega si las comunidades no están organizadas en consejos comunales. Espera que la Misión Barrio Tricolor, que trabaja en La Charneca, ayude a contener la frágil tierra del cerro, que tiende a desprenderse con el lanzamiento de los desechos.

Las calles Páez, Urdaneta, Girardot y Negro Primero, del casco central de Baruta, también exhiben esquinas llenas de decenas de desechos. En estos casos hay recipientes para verterlos, pero la recolección no se cumple con puntualidad.