• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Basura acumulada en Mariches pone en riesgo a vecinos

Trabajadores de Sabenpe trancan Mariche | Cortesía ‏@Joelerei

Trabajadores de Sabenpe trancan Mariche | Cortesía ‏@Joelerei

Cerca de 14.000 toneladas de desechos permanecen en el patio de Sabenpe debido al conflicto laboral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con dos crisis en el año, el servicio de recolección de basura en el municipio Sucre tiende a normalizarse, asegura el alcalde Carlos Ocariz. El 1° julio se convocó a la licitación para contratar las 8 empresas que prestan el servicio. Actualmente, alrededor de 60 compactadores recorren el municipio para recoger las 1.100 toneladas que se producen a diario. La capacidad operativa se duplicó con respecto al año pasado, cuando operaban con no más de 35 camiones. La basura, sin embargo, sigue siendo un problema.

Pese a que el municipio terminó la concesión con Sabenpe y saldó en marzo los compromisos que tenía con la empresa, con el pago de 93 millones de bolívares, los conflictos laborales por la liquidación de 450 obreros que trabajaban en el aseo en Sucre ponen en riesgo el servicio y la salubridad de los vecinos.

El acalde Ocariz dio una rueda de prensa ayer para alertar sobre el peligro ambiental que representa la permanencia de 14.000 toneladas de desechos en el patio que administra Sabenpe, que está ubicado en la carretera Petare-Santa Lucía, en Mariches. “Nos preocupa esta situación, pues representa un inmenso peligro. La basura genera metano, y con una chispa puede producirse un incendio o una explosión; además de los olores que afectan a los vecinos de Julián Blanco. Hay que sacar esa basura de ahí”, señaló.

El 14 de abril los extrabajadores tomaron el lugar como una medida de presión para pelear por el pago de beneficios laborales atrasados y un reajuste de la liquidación. Desde entonces no se ha podido entrar para sacar los desechos que forman una montaña, ni 25 maquinarias de la Alcaldía de Sucre que contribuirían con la labor que realizan hoy las nuevas empresas.

“Esto es un problema laboral de la empresa que está afectando a la comunidad. Aquí ha habido un acto irresponsable por parte de un grupo de obreros que cerraron ese patio y ha habido una inacción de la Fiscalía y del Ministerio del Ambiente. La alcaldía pagó en marzo todo lo que le debía a Sabenpe y en el patio lo que tenemos es un secuestro de nuestras unidades, que es un delito grave, que perjudica a los vecinos”.

El cierre del patio obliga a que cada vez que un camión recolector se llena deba recorrer 27 kilómetros hasta La Bonanza, en Charallave, porque no un hay lugar intermedio para guardar los desechos mientras se llevan al sitio de disposición final. Eso explica algunos retrasos en el servicio.

El alcalde ha enviado cuatro comunicaciones al Ministerio del Ambiente y a la Fiscalía en las que alerta sobre el problema. Asegura que no ha tenido respuesta, aunque señaló que el despacho de Ambiente evalúa la instalación de un planta de transferencia para los municipios del este de Caracas, que se quedaron sin esta infraestructura cuando en 2005 el ex alcalde Freddy Bernal prohibió que botaran en Las Mayas, actualmente copada con los desechos de Libertador.

Ocariz informó que en el lugar donde funciona el patio de transferencia de Julián Blanco planean construir una instalación deportiva y recreativa. “Nosotros queremos sacar la basura de allí, buscar otro lugar lejano a las comunidades para hacer la transferencia”.