• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La basura se queda en la acera y entra en el TSJ

Los camiones del aseo pasan cada tres días por Petare y La Urbina | Foto William Dumont

Los camiones del aseo pasan cada tres días por Petare y La Urbina | Foto William Dumont

Denuncian que los 335 municipios solicitaron recursos al Consejo Federal de Gobierno pero solo Libertador se benefició

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La basura es un asunto del que se quejan los vecinos que deben esquivar los desechos acumulados y también un tema que entró al máximo tribunal del país. Vecinos han denunciado ante el TSJ a alcaldes de municipios Acevedo, Plaza, Brión y Libertador, (de la tolda del PSUV) y Sucre (de la MUD) por el mal servicio de aseo. Hasta el momento solo ha habido un dictamen para el mandatario del municipio Sucre, Carlos Ocariz, quien deberá mantener libre de desechos y escombros las vías de comunicación y garantizar que las aguas servidas contaminadas con desechos no recolectados no afecten las cuencas hidrográficas. En 10 días debe rendir cuentas de las acciones realizadas para cumplir con la sentencia. 

La síndico procurador de Sucre, Jessica Dolores, dijo que la Sala Constitucional no es la competente para dictar medidas cautelares a municipios sino el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil. Además, reiteró que no se verificaron los requisitos sobre materia de servicios públicos antes de dictar la medida.

Para el alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, la asignación de los recursos para mejorar el servicio se maneja de forma discriminatoria. El único que puede importar camiones para la recolección es el gobierno central, en vista de que las dos ensambladoras que producían los vehículos en el país están cerradas. Por ellos, en las reuniones del Consejo Federal de Gobierno, las peticiones de recursos para compra de camiones y equipos se ha vuelto letanía entre los alcaldes. “Los 335 alcaldes del país, incluyendo los chavistas, hemos solicitado no solo recursos, sino también la posibilidad de traer camiones mediante la compañía del Estado”, detalló. Sin embargo, solo al municipio Libertador de Caracas le asignaron más de 263 millones de bolívares para el pago de deudas y la compra de nuevos equipos. “Es un acto discriminatorio, injusto e inconstitucional”, resaltó.

Aunque el municipio Sucre ha mejorado su capacidad de recolección en los últimos meses con la incorporación de 8 compañías, la basura se queda acumulada en las aceras. Vecinos de La Urbina y la Redoma de Petare denunciaron que el camión puede tarde en pasar tres días.

Iván León, director del Instituto Municipal Autónomo de Protección y Saneamiento Ambiental de Sucre, explicó que se debe a que no tienen estación de transferencia. “Se forman colas de hasta seis horas en La Bonanza para descargar los camiones". Desde hace seis meses no pueden usar el patio de Sabenpe en Julián Blanco, lo que obliga a cada camión a ir directo a La Bonanza. "De tres viajes diarios que realizaban, ahora solo se pueden hace uno o dos”.

En Sucre esperan que el Ministerio para Vivienda, Hábitat y Ecosocialismo otorgue los permisos para poder instalar su propia planta de transferencia.

Incrementos
En las zonas populares de Petare manifiestan que todos los días recogen la basura, pero los habitantes de áreas residenciales se quejan de la intermitencia en el servicio. En Libertador, vecinos de San Bernardino, Bellas Artes y Antímano dicen que los camiones pasan diariamente por todas las zonas, aunque la planta de transferencia Las Mayas se está desbordando. En ambas jurisdicciones se quejan del incremento de las tarifas.

En Sucre las tarifas se establecieron en los comercios por actividad económica, mientras que en Libertador los comerciantes, aunque no produzcan muchos residuos, pagan por los metros cuadrados que tenga su local.

En el municipio Sucre se realizó el incremento en marzo, tras 12 años de tarifas congeladas. Mientras que una quinta paga 73 bolívares por el servicio de aseo, Juan Correa, dueño de un restaurante en La Urbina, pasó de pagar 1.131 bolívares por el servicio y 279,70 por el relleno sanitario a aportar 9.423,74 bolívares y 441 bolívares por relleno sanitario.

En Libertador se cuestiona el parámetro para las tarifas. El dueño de una tienda de repuestos en La Florida pidió una inspección para reconsiderar que el precio del servicio le haya incrementado de 128 a 2.500 bolívares en 3 años. La respuesta fue tajante: “Se cobra por metros cuadrados. Si se queja ocasionará un incremento”.

El Dato
Marcel Joseph, abogado ambientalista, explicó que el relleno sanitario de La Bonanza es obsoleto como método de recolección de desechos. Acotó que hay pérdidas económicas por no aprovechar los residuos y procesarlos en plantas de tratamiento de transformación, selección, reprocesamiento e incineración sustentables. Solo en la zona metropolitana se necesitarían dos ubicados en Mariches y Las Mayas, una para el municipio Libertador y otra para  las jurisdicciones del este que pertenecen al estado Miranda.