• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La basura se acumula por pocos camiones y pugnas en La Bonanza

Chacao, Sucre y Baruta reclaman plantas de transferencia | Foto Raúl Romero

Chacao, Sucre y Baruta reclaman plantas de transferencia | Foto Raúl Romero

La falta de repuestos para los vehículos de recolección mantiene paralizada parte de la flota de los municipios. Problemas de inseguridad agravan la situación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer el servicio de disposición de desechos sólidos en La Bonanza comenzó a regularizarse luego de que el relleno estuvo cerrado por lo menos 10 horas el domingo, según lo informó el alcalde de Sucre, Carlos Ocariz.

Los conductores que en días de semana suelen descargar diariamente unas 4.300 toneladas de basura en el relleno sanitario se vieron imposibilitados de hacerlo por un enfrentamiento entre grupos que se dedican a recolectar los materiales que son revendidos.

Una fuente, que pidió el anonimato, indicó que ni siquiera la GNB pudo entrar al terreno de 180 hectáreas que abarca La Bonanza.

Los conductores que suelen descargar en este relleno sanitario provenientes de los cinco municipios del Distrito Capital y de seis jurisdicciones de Los Valles del Tuy (Simón Bolívar, Cristóbal Rojas, Urdaneta, Independencia, Paz Castillo, Tomás Lander) tuvieron que esperar afuera, lo que causó colas de camiones.

Los desechos sólidos, equivalentes a 1.000 toneladas de basura, pudieron ser descargados 10 horas después, lo que causó retrasos en el servicio de recolección, denunciado por el alcalde de Sucre. El lunes pocos conductores se atrevieron a llegar hasta el lugar, ayer comenzaban a regularizarse las labores.

Aunque el relleno sanitario de La Bonanza funciona bajo la figura del comodato, la cual está a manos de la empresa privada Cotécnica, la seguridad correspondería al Gobierno de Distrito Capital. Actualmente, de la nómina de 180 empleados de la empresa Cotécnica que trabajan en 3 turnos, los más afectados son los del horario nocturno, quienes sienten temor por trabajar sin presencia de cuerpos de seguridad.

No hay camión para tanta basura. Los 65 camiones, entre compactadores y volteos, con los que cuenta Sucre no son suficientes para recoger las 1.100 toneladas de desechos que producen los habitantes del municipio diariamente.

El director del Instituto Municipal Autónomo de Protección y Saneamiento Ambiental, Iván León, asegura que ahora deben hacer los viajes que sean necesarios para descargar tal cantidad de basura: “Hay 12 camiones parados por falta de repuestos. De las volquetas, que cargan hasta 25 toneladas cada una, harían falta 44 para cubrir el servicio”.

Las volquetas recibirían los desechos que han sido transferidos previamente, pero esa es otra carencia del municipio. “Si quisiéramos tener un proceso óptimo, sin poder contar con el patio, necesitaríamos por lo menos 66 compactadoras que carguen aproximadamente 9,5 toneladas cada una”, agrega León.

Al no tener un lugar dónde transferir la basura a camiones de mayor capacidad, los choferes están obligados a viajar dos y hasta tres veces a La Bonanza.

Desde Patio Sucre, en Guaicoco, hacen un trayecto de aproximadamente 3 horas para vaciar en el relleno sanitario de La Bonanza, en Charallave, a 53 kilómetros del municipio. Llegan allá a las 11:00 am, aproximadamente. Descargan en menos de 30 minutos y vuelven a cargar.

Con la frecuencia diaria de los viajes que hacen hasta La Bonanza los camiones se deterioran, pues no fueron diseñados para recorridos largos, sino para trayectos cortos, de un máximo de 21 kilómetros. “Aunado a eso, cerca de La Bonanza están ampliando la autopista, y eso hace que el tránsito se vuelva más caótico”, acota León.

Trabajo cuesta arriba. El director de Áreas Verdes de la Alcaldía de Baruta, Simón Tenorio, comenta que en su despacho se pensó en instalar una planta de transferencia en Santa Cruz del Este, pero el antiguo Ministerio del Ambiente no aprobó tal proyecto. Entre tanto, los choferes de las 35 rutas de recolección viajan también 2 veces al día a La Bonanza para intentar desaparecer 450 toneladas de desechos que genera a diario el municipio.

Aunque la cantidad de desechos y los presupuestos destinados para su recolección y tratamiento varían en cada municipio, los problemas son similares.

De una flota de 17 camiones recolectores en Chacao, solo sirven 8. El servicio de recolección y barrido cuesta más de 200 millones de bolívares al año a la municipalidad.

“No tiene sentido adquirir camiones. La flota es reciente. Lo razonable es que puedan ser reparados”, dice Alejandro Martínez, presidente del Instituto de Protección Civil y Ambiente del municipio. Resume el cuello de botella en pocas palabras: “Al tener menos flota no nos damos abasto. Y empiezan a verse los problemas en solo horas”.

Libertador es el municipio que cuenta con mejores recursos para la recolección de basura. El presidente de la Fundación para la Conservación Metropolitana, Funcome, José Luis Cova, indicó que en esta jurisdicción se genera 60% de los residuos del Área Metropolitana. Para recolectarlos y tratarlos la Alcaldía de Libertador recibiría recursos, según Cova, del Gobierno del Distrito Capital y del Ministerio de Ecosocialismo, Hábitat y Vivienda. Además, cuenta con la planta de transferencia de Las Mayas.

Cova asegura que las autoridades de las otras cuatro alcaldías del Área Metropolitana se han reunido en mesas técnicas para plantear soluciones: “Queremos hacer una mancomunidad de residuos, para ello necesitamos unificar criterios. Es un asunto complicado; para solucionarlo nos ayudará contar con un mapa de residuos que diseñaremos con el apoyo de todos. Estamos planificando el aprovechamiento de la basura”.