• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Casi 40% de asignados por OPSU no fueron a la Universidad de los Andes

La oficina vigiló que universidades inscribieran a seleccionados / Archivo

La oficina vigiló que universidades inscribieran a seleccionados / Archivo

En casas de estudio públicas apuestan por un sistema de ingreso auditable, que valore el conocimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cerca de 40% de los estudiantes asignados por la Oficina de Planificación del Sector Universitario en distintas carreras de la Universidad de los Andes no atendió al llamado para formalizar su inscripción, con la excepción de Medicina y Odontología. “Hasta diciembre llamamos a registro a 7.500 estudiantes, pero solo han venido 4.000”, informó el secretario de esta casa de estudios José Andérez.

Indicó que un porcentaje de cupos asignados por el Estado se “ha perdido” debido a las fallas en el Sistema Nacional de Ingreso que desde 2014 aplica un modelo multivariable para la selección de los aspirantes: 50% el índice académico, 30% condiciones socioeconómicas, 15% a la territorialización y 5% por participación en procesos anteriores y en actividades extracurriculares.

Andérez expresó su preocupación porque auditar el sistema es imposible, y se han identificado incongruencias importantes, como por ejemplo, entre el promedio del estudiante y el índice académico que arroja la OPSU. Añadió que los datos que suministran los aspirantes, vía online, no es revisada ni confirmada, por lo que podrían introducir datos deshonestos para salir favorecidos.

El secretario de la ULA destacó que la territorialidad es otro aspecto que debe ser revisado a fondo. “Si un joven que vive en Tucupita es seleccionado para que estudie en Mérida, le costará venir porque le queda lejos y probablemente no tiene cómo pagar los 10.000 bolívares mensuales que le costará mantenerse en la ciudad”.

En 2015 la OPSU tomó por sorpresa a las universidades públicas cuando otorgó entre 70% y 100% de los cupos que estas tenían disponibles. La medida avivó el debate entre dos versiones de lo sucedido en la asamblea del Consejo Nacional de Universidades del 6 de marzo de 2008: voceros oficiales apuntaron que en esa fecha se decidió la eliminación de las pruebas internas; estas evaluaciones se continúan aplicando. Los rectores de las casas de estudio autónomas aseguran que lo que se acordó ese día fue que el CNU aportaría solo 30% de las vacantes.

“Esa medida sobrepasó el plan matricular que se había aprobado, habíamos enviado al órgano oficial los datos de cuál era nuestra capacidad”, señaló Pablo Aure, secretario de la Universidad de Carabobo.

Aure aseveró que la decisión unilateral viola el principio autonómico establecido en la Constitución. Recordó que hace tres años, cuando coordinaba el Núcleo de Decanos, de desarrolló una propuesta para crear el Sistema Único de Admisión.

“La responsabilidad sería compartida entre universidades y CNU. Se realizaría una prueba diagnóstica y quien estuviera preparado recibiría su cupo de inmediato. Quién no saliera bien, recibiría orientación, una suerte de admisión asistida con cursos de nivelación, también se iban a aplicar evaluaciones vocacionales”, contó y agregó que al final, el plan terminó engavetado.

Prosecución. La Universidad Simón Bolívar disponía para 2015 de 2.042 cupos, y contaban con que solo 612 fueran asignados por el Sistema Nacional de Ingreso, es decir 30%. Sin embargo, la OPSU les otorgó 2.042 aspirantes.

Luego de haber registrado a los admitidos por las distintas modalidades, el número de inscritos excede en cerca de 20% su capacidad, señaló Cristian Puig, secretario de la USB. “En Arquitectura el número de inscritos excede en aproximadamente 70% los cupos de la carrera”, agregó.

En julio de 2015 el vicepresidente de Planificación y Conocimiento, Ricardo Menéndez, negó que se fuese a generar saturación de cupos.

Puig y Aure coinciden en una premisa: la importancia de que el Estado garantice la prosecución y la educación de calidad a través de un presupuesto que permita asumir la formación de todos los estudiantes.

Vigilante de cupos

“¡Bachiller es contigo!” alerta la página web de la OPSU http://www.opsu.gob.ve/ y sus redes sociales, para exhortar a sus asignados a denunciar si han tenido inconvenientes para inscribirse en alguna universidad pública. Informan que compilarán las denuncias y las remitirán a la Fiscalía General de la República. El organismo explica que, en Caracas, los beneficiarios del Sistema Nacional de Ingreso deben introducir su reclamo en la Oficina de Atención al Usuario, en el edificio del Ministerio de Educación Universitaria Ciencia y Tecnología, en La Hoyada. En el caso de que el estudiante se encuentre en el interior del país, indican que debe dirigirse a la Unidad Territorial de su estado.

Un bachiller –que no quiso identificarse– quedó asignado a Ingeniería en la Universidad Simón Bolívar por el Sistema Nacional de Ingreso y también por la prueba interna. En el mes de enero recibió una llamada telefónica de la Oficina de Planificación del Sector Universitario y fue consultado sobre si la universidad ya lo había convocado.

EL DATO

Art. 109 de la Constitución

 “… Las universidades autónomas se darán sus normas de gobierno, funcionamiento y la administración eficiente de su patrimonio bajo el control y vigilancia que a tales efectos establezca la ley. Se consagra la autonomía universitaria para planificar, organizar, elaborar y actualizar los programas de investigación, docencia y extensión…”


La academia versus el gobierno en ocho años

2007

Prueba de Aptitud

Durante este año el entonces presidente, Hugo Chávez Frías, dedicó alocuciones a la necesidad de eliminar la Prueba de Aptitud Académica, herramienta que evaluaba los conocimientos para optar por un cupo universitario. Tenía un peso de 40%, el resto le correspondía al promedio de bachillerato.

Marzo 2008

Condenan pruebas

Luis Acuña, entonces ministro de Educación Superior, aseguró que durante una sesión del Consejo Nacional de Universidades se procedió a eliminar las pruebas internas en las universidades con el fin de “acabar con la exclusión histórica del sistema de educación superior”.

Diciembre 2014

Cambios del sistema

El CNU elaboró un modelo para la asignación de cupos que redujo el peso del promedio e incluyó otras variables: 50% el índice académico, 30% condiciones socioeconómicas, 15% a la territorialización y un 5% por participación en procesos de ingreso anteriores y en actividades extracurriculares.

Mayo 2015

Primera lista

La OPSU publicó en mayo la primera lista con 181.333 asignaciones en las distintas universidades públicas, luego hubo otras dos fases. Muchas casas de estudio ya habían admitido estudiantes por pruebas internas. Rectores alertaron sobre la saturación de cupos.

Junio 2015

Ocho universidades

La Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado, la Universidad Nacional Experimental del Táchira, UCV, USB, UC, LUZ, ULA y UDO, introdujeron un recurso de nulidad ante el TSJ sobre la decisión del CNU de eliminar las pruebas internas y asignar entre 70% y 100% de los vacantes en esas casas de estudio.

Julio 2015

Orden del TSJ

El Tribunal Supremo de Justicia ordenó a las universidades autónomas respetar las asignaciones hechas por la OPSU y garantizar el cupo a todos los bachilleres. También exigió a las casas de estudio que los inscritos deben comenzar el período lectivo que decidió la asignación.