• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

30% de los alumnos comen menos de 3 veces al día

La Dirección de Educación realizó una encuesta en 250 planteles | Foto Omar Véliz / Archivo

La Dirección de Educación realizó una encuesta en 250 planteles | Foto Omar Véliz / Archivo

El estudio reflejó que 50% de los docentes consultados también señaló que hace 1 o 2 comidas diarias, y 58% dijo que deja de ir al trabajo para comprar alimentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

30% de los estudiantes y 50% de los maestros en 250 escuelas de la Gobernación de Miranda indicó que se alimentan 1 o 2 veces al día. De los niños, 86% admitió que siente miedo de que en sus hogares se queden sin comida.

Las cifras se desprenden de un sondeo que realizó la Dirección de Educación de la entidad, entre el 13 y 15 de este mes, para conocer las condiciones de alimentación y nutrición de alumnos y docentes, que inciden en el desarrollo de sus actividades. En total, consultaron a 3.500 niños que cursan sexto grado en planteles en los que funciona el Programa de Alimentación Escolar de Miranda.

Juan Maragall, director de Educación de la entidad, expresó su expectativa de que los resultados del estudio generen impacto en la sociedad y una sensibilidad inmediata.

“Ojalá haya una reacción de solidaridad. Es necesario crear redes para identificar a los niños que estén pasando más trabajo y apoyarlos. El Estado, sector privado y cualquier organización con capacidad económica debería ayudar a los chamos; es momento de tomar la iniciativa”, dijo.

El profesor destacó que muchos de los menores consultados tienen hermanos, por lo que son más niños afectados por la situación alimentaria. Calculó que la situación es mucho más grave si se considerara a quienes están en otros cursos y otros estados del país.

Asistencia. De los estudiantes encuestados, 13% admitió que si no tienen comida en casa faltan a la escuela; 55% dijo que se ausentó del aula por acompañar a sus padres a hacer colas para obtener productos regulados. A su vez, 58,1% de los educadores indicó que había tenido que faltar al trabajo para adquirir alimentos.

Maragall advirtió que en la primera quincena de junio el índice de asistencia a clases fue de apenas 50% y aseguró que aun cuando la alimentación no es el único factor, se lleva un porcentaje importante. Otros elementos que influyen son el transporte y la inseguridad.

La encuesta también revela que 50% de los niños aseguró que se va a dormir con hambre y 86% respondió que le gustaría recibir desayuno o merienda en la escuela durante las vacaciones.

“Hemos enviado al menos cuatro correspondencias al gobierno en las que se explica que podrían abrirse las escuelas en el período vacacional, realizar una jornada corta y que mientras se prepare el desayuno se realicen actividades con los chamos. Sería una buena estrategia de contención del problema de alimentación en el país. No hemos recibido respuesta”, expresó Maragall.

Escuela proveedora. Del universo de estudiantes encuestados 21% señaló que el lugar donde usualmente come es la escuela y 27% confesó que la semana anterior a la encuesta hubo, al menos, un día en que solo se alimentó con lo recibido en el plantel.

66% de los educadores dijo que observa signos de malestar en la salud de sus alumnos por falta de comida. Sobre dónde realizan las compras para sus hogares 71,6% de los maestros dijo que acuden a la red privada y 48% a los bachaqueros.

La consulta también indagó sobre los alimentos que habían ingerido ambos grupos en las últimas semanas: leche, cereales, jamón, mantequilla o margarina, carne y pollo es lo que menos se consumió.

Los coordinadores pedagógicos que se encargaron de la recolección de datos expresaron que se sienten impactados por los testimonios de los niños, particularmente en parroquias como Mariches, La Dolorita, Nuestra Señora del Rosario, la zona rural de El Hatillo y Petare.

Las Cifras
3.500 estudiantes de sexto grado de las escuelas de la Gobernación de Miranda fueron consultados sobre hábitos alimentarios.

86% de los niños encuestados admitió que sienten miedo de que en sus hogares se queden sin comida en un futuro cercano

21% de los alumnos señaló que el lugar donde usualmente come es la escuela

El Dato
Juan Maragall, director de Educación de Miranda, indicó que la mayoría de los programas de alimentación de las gobernaciones en el país dejaron de funcionar por falta de presupuesto. Explicó que en la entidad han logrado continuar en 400 escuelas porque hacen llegar menor cantidad de comida para rendirla. “A menos que lleguen créditos adicionales, no podremos seguir con el servicio al regresar de vacaciones”, lamentó. El PAE de Miranda ofrece meriendas para proveer 30% del requerimiento calórico diario a los niños.