• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

En allanamientos de la GNB se incumplen procedimientos

Desencajaron la reja del apartamento de Manrique y doblaron la puerta a golpes | Foto RAÚL ROMERO

Desencajaron la reja del apartamento de Manrique y doblaron la puerta a golpes | Foto RAÚL ROMERO

Hubo excesos en la visita domiciliaria al apartamento de la periodista de 2001 Mildred Manrique

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una orden de allanamiento no puede ser genérica. Debe especificar concretamente el lugar a ser registrado, los funcionarios a cargo del procedimiento y el motivo preciso por el cual se realiza. Además de indicar lo que se busca. Este protocolo no se ha cumplido en las actuaciones de los cuerpos de seguridad que han incursionado en viviendas durante el mes y medio de protestas en el país.

Acometer contra toda una urbanización, como lo han hecho la Guardia Nacional Bolivariana, la Policía Nacional Bolivariana y el Cicpc, por ejemplo, en El Trigal y en San Diego, en el estado Carabobo; en el municipio Palavecino, en Lara; en San Antonio de los Altos, en Miranda; o en San Cristóbal, estado Táchira, es irregular. “Un allanamiento debe cumplir con ciertos requisitos y solo se puede prescindir de la orden para impedir que se cometa un delito o en caso de persecuciones. En El Trigal, por ejemplo, hubo una violación flagrante a la inviolabilidad del hogar cuando entraron a residencias para buscar y detener personas porque presuntamente estaban protestando. Un allanamiento no puede realizarse a toda una urbanización. La orden debe ser específica”, explicó Magali Vásquez, profesora de Derecho Penal en la Universidad Católica Andrés Bello.

En el allanamiento a la residencia de la periodista Mildred Manrique, ocurrido el sábado en la noche, también hubo irregularidades. “El inmueble de los testigos no se allana. Este procedimiento se realiza porque se presume que en el lugar hay elementos que se relacionan con un delito y el allanado asume la condición de imputado, bien sea como autor o como partícipe del delito. Cómo luego de eso van a decir que se llevaron a la periodista como testigo”, subrayó Vásquez.

La abogada agregó que una orden de allanamiento no da a los funcionarios patente de corso para destruir un inmueble: “Tumbar una puerta es un exceso evidente. El Código Orgánico Procesal Penal especifica que hay que ser cuidadoso con el inmueble y dejarlo en las mismas condiciones en que se encontró”. 

Lilia Camejo, directora del Foro Penal Venezolano, señaló que hay que distinguir entre los allanamientos y las incursiones que realizan la Guardia y la Policía Nacional violando el domicilio. “Cuando sacan a muchachos a la fuerza de su residencia están yendo contra el derecho a la propiedad privada, el debido proceso y las garantías constitucionales. El allanamiento es un procedimiento establecido en el ordenamiento jurídico penal, en cambio esas incursiones de funcionarios no están autorizadas”, afirmó Camejo.


Prados del Este
Juicios arbitrarios
ANGÉLICA LUGO
Hoy cumplen una semana presas nueve personas detenidas por la Guardia Nacional Bolivariana en Prados del Este en un procedimiento que también califican de irregular. Pedro Contreras asegura que la detención de sus dos hijos Luis, de 22 años de edad, y José, de 29 años de edad, es una excusa política, pues los funcionarios no tenían motivos para llevárselos. La GNB aprehendió a personas que se encontraban en un local que funciona como tienda veterinaria en el Minicentro Prados del Este.

“Cuando los vecinos vieron el contingente de funcionarios pensaron que venían por el general Ángel Vivas. Mi esposa y yo cuando no vimos a nuestros hijos asumimos que se los habían llevado. En la mañana fuimos al Helicoide, al Fuerte Tiuna y al Core 5, allí nos dijeron que los tenían en el Cicpc de la avenida Urdaneta. Se habían hecho pipí encima porque los tuvieron 14 horas sin dejarlos ir al baño”, dijo.

Luego de realizada la audiencia de presentación, los hermanos Contreras quedaron privados de libertad al igual que otras seis personas, y les fue fijado como centro de reclusión la cárcel de El Rodeo. “La decisión de la juez fue lo más arbitrario y absurdo de todos los casos que hemos asistido porque no tomó en cuenta los argumentos de la defensa. Había causales suficientes para anularlos, pero ella tenía una orden para que fueran trasladados a Rodeo I y Rodeo II”. Actualmente están detenidos en un comando de la GNB en El Recreo”, destacó Lilia Camejo.

Los residentes del edificio For You, en Altamira, acudirán a la Fiscalía para denunciar la actuación de Polichacao en los momentos previos a la entrada de la GNB al edificio. Aseguran que accionaron sus armas al intentar detener a manifestantes. Ramón Muchacho, alcalde del municipio, dijo que la policía realizó un procedimiento en la zona y los vecinos les lanzaron objetos. “Polichacao ha actuado en todo momento de manera institucional y apegada a la ley”, aseguró.