• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“No me alcanza ni para comprar comida”

Con gritos y consignas, profesores y empleados exigieron reivindicaciones laborales | José Pacheco

Con gritos y consignas, profesores y empleados exigieron reivindicaciones laborales | José Pacheco

Gremios universitarios marcharon hasta la Asamblea Nacional para exigir incremento salarial de 100%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cada mes, Wendy Padrón, trabajadora administrativa de la Universidad del Zulia, debe decidir si paga los servicios básicos o la mensualidad de los colegios en los que estudian sus dos hijas. Cuando ingresó a la universidad para licenciarse como Comunicadora Social aspiraba a mantenerse con su sueldo. Hizo una especialización y una maestría para incrementar sus ingresos. Sin embargo, la realidad, años más tarde, es otra. Su sueldo mensual apenas supera el salario mínimo, por lo que debe hacer magia para mantener a su familia.
Padrón viajó desde Maracaibo para unirse ayer a la marcha que congregó en Caracas a profesores, trabajadores y empleados de las universidades nacionales. Junto con cientos de personas caminó desde la Plaza del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela hasta la Asamblea Nacional, para exigir aumento salarial.
“Todos los meses debo decidir si pago la luz o compro comida. Por eso no entiendo por qué el Gobierno nacional llama élite a los trabajadores universitarios. Ya ni salimos de vacaciones. El sueldo no alcanza para nada”, expresó.
La situación económica de Julio Jerez, trabajador jubilado de la misma casa de estudios, es similar. Denunció que los 187.000 trabajadores jubilados en el país no reciben la pensión establecida por la ley.
“El artículo 80 de la Constitución nacional establece que todos los ancianos tienen derecho a una pensión y a la garantía de su seguridad social, pero no la recibimos. El sueldo no alcanza para vivir ni para comprar medicinas o comida. Yo soy hipertenso y tengo diabetes, y no me alcanza”, dijo.
Las quejas de Jerez y Padrón fueron repetidas insistentemente por los numerosos asistentes a la marcha.

Amenazan con huelga. La protesta sirvió para que entregaran un documento en la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, para pedir la mediación en el conflicto laboral con los ministerios del Trabajo y de Educación Universitaria.
Eduardo Sánchez,  presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la UCV, dijo que los gremios acordaron dar tres plazos para el cumplimiento de 100% de aumento de sueldo que solicitan.
El próximo miércoles 10 de abril realizarán una paralización de 24 horas. Los días 16 y 17 de abril harán otra huelga de 48 horas. Para cerrar, realizarán una última paralización por 72 horas entre el 22 y el 24 de abril. De no obtener respuestas declararán el paro indefinido en el sector universitario.
“Hay federaciones de maletín que están aceptando 30% de aumento y no estamos de acuerdo. La devaluación fue de 46%. Ellos tienen en sus manos las herramientas para resolver este problema. Si vemos que toman medidas podemos suspender las acciones de paro, pero la propuesta de los trabajadores ya está en la calle”, dijo.  
La presidente de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela, Lourdes Ramírez de Viloria, señaló que denunciaron ante la Asamblea Nacional el desconocimiento al derecho a la asociación gremial y el aumento unilateral de ajustes fuera de la ley.
“Estamos planteando el ajuste de 100% retroactivo desde enero de 2012. Mientras no den respuesta continuaremos unidos con los sindicatos de trabajadores”, dijo.
La docente informó que los profesores del Instituto Pedagógico de Caracas acordaron desincorporarse progresivamente de sus actividades, como forma de protesta. La semana próxima se sumarán los profesionales del Instituto Pedagógico de Miranda Siso Martínez y, luego, el resto de las asociaciones adscritas a Fapuv.

Regiones alzadas
Los reclamos salariales también se hicieron sentir en varias regiones. Obreros y docentes de la Universidad de Oriente, Núcleo de Sucre, realizaron una protesta pacífica en el recinto académico.
José Malavé, presidente del Sindicato de Obreros Bolivarianos, señaló que  no pudieron unirse al paro en la capital porque los estudiantes retuvieron las unidades de transporte.
“Estamos acá en solidaridad con los compañeros del sindicato nacional, que están presentes en la marcha para que se convoque la discusión de la normativa laboral del sector universitario”, dijo.
Los estudiantes que protestan desde el lunes mantenían las puertas de la UDO cerradas, lo que ha impedido las actividades académicas y administrativas en el lugar.
En el Táchira, también hubo manifestaciones en las universidades de los Andes y Nacional Experimental del Táchira.