• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Se agudiza desocupación en el sector construcción

La actividad de reparar y remozar hogares ha disminuido sustancialmente para los trabajadores por cuenta propia | Foto Archivo El Nacional

La actividad de reparar y remozar hogares ha disminuido sustancialmente para los trabajadores por cuenta propia | Foto Archivo El Nacional

La tasa de desempleo está entre 70% y 74% por la parálisis de la actividad en el sector privado y las pocas obras acometidas por el gobierno, dijo el sindicalista Octavio Campos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El albañil Jesús Álvarez se queja de que su trabajo ha bajado mucho. Ya no es como antes: “Los clientes dejan de hacerme encargos cuando les digo que no hay pego, cemento o baldosas y que, por ser muy caro todo, ellos deben buscar los materiales y luego yo les cobro la mano de obra”.

Álvarez es uno de los miles de trabajadores desocupados del país porque, excepto el Estado, los grandes desarrollos urbanísticos están paralizados. La situación también afecta a las pequeñas obras, donde ha mermado mucho la actividad de reacondicionar o reparar apartamentos y casas, dado que la gente destina el dinero a gastos prioritarios.

“Nunca antes tuvimos tanta desocupación en el sector construcción: la tasa de desempleo está entre 70% y 74%”, afirmó Octavio Campos, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores de la Construcción. Indicó que con una economía en funcionamiento el sector absorbe de 1,3 millones a 1,5 millones de personas, pero ahora solo hay 400.000 ocupados. Agregó que la construcción privada está casi paralizada por falta de insumos y la recesión económica, lo que disminuye significativamente su capacidad empleadora.

Alfredo Padilla, coordinador de la Atraem, Asociación de Trabajadores Emprendedores y Microempresarios, dijo que los trabajadores por cuenta propia (electricistas, albañiles, plomeros y herreros, entre otros), así como los de la autoconstrucción en los barrios, tienen cada vez menos actividad como consecuencia de la escasez de materiales.

Padilla destacó que encontrar cemento es casi imposible para ellos porque “la Misión Vivienda y algunas obras del Estado se llevan la poca producción nacional además del insumo importado directamente por el gobierno”.

“Soy electricista y no consigo cable número 14 en ninguna ferretería. Eso me baja mucho los trabajos en las viviendas que me contratan”, contó José Domínguez trabajador por cuenta propia y de cuya ocupación depende su familia. Un plomero, que solicitó no mencionar su nombre, expresó que “con los materiales más costosos, si los consigues, la gente deja para después las filtraciones y las llaves descompuestas”.

Vladimir Requena, de la Atraem Construcción, señaló la seria dificultad para encontrar rubros como la cabilla, cemento, entre otros, lo que imposibilita a los constructores la ejecución de la obras. “Antes podías comprar en una sola ferretería todos los materiales, pero ahora debemos pasar por un viacrucis de 25 establecimientos para hallar un cableado eléctrico, en muchos casos a precios exorbitantes y revendidos 15 veces más caro de lo que está en el mercado”, dijo.

La Cifra
150.000 obreros trabajan en la Gran Misión Vivienda, según Fetraconstrucción.