• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Se agotan materiales para diagnósticos oncológicos

En algunos centros de salud advierten que los inventarios de reactivos y marcadores tumorales se terminarán en tres semanas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por lo menos ocho materiales usados para el diagnóstico de los seis tipos de cáncer con mayor incidencia en Venezuela están en proceso de agotarse o ya no se consiguen. La escasez de suministros para neoplasias de próstata, pulmón o bronquios, mamas, cuello uterino, colorrectal y estómago se agudiza cada día por la falta de divisas.

La crisis se contrapone a la campaña para la prevención y detección temprana de la enfermedad, promovida por la Unión Internacional para el Control del Cáncer con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer, que se celebrará mañana 4 de febrero.

Víctor Acosta, mastólogo y presidente del Centro Clínico de Estereotaxia, afirmó que el déficit más grave es el del tecnecio 99, radiactivo usado como marcador tumoral que ya está agotado. Calculó que los inventarios de materiales para rayos X, mamografías y ultrasonido alcanzan para tres semanas e indicó que las agujas para biopsias también están por acabarse.

“En menos de un mes no podremos atender más pacientes. Aunque otorguen las divisas, el tiempo de liquidación y la burocracia no permiten que se cubran los lapsos para paliar el déficit”, dijo.

El físico médico del Hospital Universitario de Caracas, Omar Arias, informó que en la mayoría de los centros de salud públicos los tomógrafos y resonadores están inoperativos.

“Algunos están dañados y otros, como el del Hospital Militar, no están instalados”, apuntó.

El yodo radiactivo 131, otro marcador tumoral usado especialmente para detectar cáncer de tiroides e hipertiroidismo, también se acabó.

Marjorie Chaparro, especialista en Medicina Nuclear, indicó que normalmente el país recibía entre 40 y 44 cápsulas del compuesto, lo que permitía tratar a 200 pacientes aproximadamente en escala nacional.

“Esos pacientes están esperando desde diciembre para hacerse los chequeos. 80% de los afectados son enfermos oncológicos. Tampoco se consiguen antiométricos de acción central como Doxorrubicina y Ondasetrón, que sirven para evitar los efectos adversos. Están agotados los puertos para acceso venoso y los filtros de vena cava para manejar las complicaciones”, detalló.

Adriana Bello, hemato-oncóloga del Hospital Domingo Luciani, señaló que no se consiguen los reactivos para el control de los linfomas. “Las fallas de material son cada vez más frecuentes”, expresó.


Incertidumbre. Blanca Siso, psicóloga de Senosayuda, aseguró que los pacientes lidian con un elemento adicional al cáncer debido a la crisis.

“Se incrementó la angustia y la ansiedad, que puede llevarlos a ataques de pánico. Desde octubre hay mucha más ansiedad en ellos porque no saben cómo van a conseguir los medicamentos”, declaró.

La experiencia de F. B., docente con cáncer de mama que pidió el resguardo de su identidad, ejemplifica esos temores. Tiene cáncer de mama, se hizo quimioterapia y ahora requiere una cirugía, pero sin los exámenes de laboratorio y estudios de imagenología no podrán hacérsela.

“Tengo miedo porque oí que no hay materiales en ninguna parte. Las trabas son lo peor. Cuando te dicen que tienes cáncer piensas en muchas cosas. Sabes que necesitarás tratamiento, pero no hay medicinas. Hay que hacerse nuevos exámenes, pero no hay reactivos”, indicó.

La mujer ha experimentado un historial de carencias en los últimos seis meses. Descubrió una masa anormal en su seno en agosto de 2013. Pese a que debía hacerse estudios de urgencia, los resultados los obtuvo un mes después porque el laboratorio no tenía reactivos.

“Me mandaron Ciclofosfamida, pero estaba agotada y tuve que comprarla en Colombia. Uno de los medicamentos que me dieron en el Seguro Social me produjo contracciones por cinco horas y eso me dañó el intestino. Me dijeron que esa medicina era uruguaya, que no tenía permiso sanitario”, relató.

Solo cinco

Apenas 5 de 26 equipos de radioterapia públicos en todo el país se encuentran operativos actualmente.

Omar Arias, físico médico, informó que desde hace 15 días el acelerador lineal del Hospital Universitario de Caracas está operativo. También están funcionando los aparatos del Oncológico Luis Razetti, en Caracas, Miguel Pérez Carreño de Valencia y Hospital Universitario de Mérida. Solo uno de los 2 aceleradores de Barquisimeto sirve. Permanecen dañados el del Hospital Domingo Luciani, en Caracas, y otros 20 en el interior del país.

“Esperamos que la situación se resuelva con la designación de Claudia Morón como directora del Programa Nacional de Cáncer. Ella fue quien firmó el convenio Argentina-Venezuela que permitió la apertura de los servicios. Con esos cambios el ministerio reconoció que había un problema”, dijo.


CIFRAS
26
centros de tratamiento oncológico tienen capacidad de atender a 126.000 pacientes cada año; solo funcionan 5
30% de los diversos tipos de cáncer es curable si se detecta a tiempo. 22.327 pacientes oncológicos fallecieron en 2011