• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

¿Cómo afecta la escasez de medicinas a los pacientes con parkinson?

Voceros de la Fundación Pakinson Caracas y médicos denunciaron las implicaciones de la crisis

Voceros de la Fundación Pakinson Caracas y médicos denunciaron las implicaciones de la crisis

En un foro organizado por la Fundación Parkinson Caracas, se denunció que si los afectados no toman las dosis adecuadas aumenta la parálisis y los espasmos en su cuerpo y con estos síntomas, el riesgo de morir

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Médicos especialistas en el área de neurología explicaron lo que ocurre si un paciente con parkinson no puede cumplir con su tratamiento. Precisaron que en la actualidad hay más de 30.000  pacientes con la enfermedad en el país, quienes en su mayoría están sometidos a la escasez de medicinas.

Roberto Weiser, médico neurólogo, indicó que un paciente debe consumir su dosis al menos cada cuatro horas, debido a que si no lo hace, su organismo paga las consecuencias con temblores, rigidez y lentitud en los movimientos articulares.

“Nos hemos quedado prácticamente sin medicamentos para la enfermedad de parkinson. Existen varios tipos de ellos, todos necesarios para el tratamiento. Han querido hacer creer que solo se necesita una sola clase de estos, justamente el único que el gobierno ha tratado de abastecer”, dijo durante un foro organizado por la Fundación Parkinson Caracas (Fundaparkca).

El especialista detalló que hay dos métodos para tratar el parkinson: por medio de medicinas a base del compuesto livodopa y los parches agonistas dopaminérgicos. Ambas técnicas tienen la función de compensar la pérdida de dopamina en el cerebro de la persona, deficiencia que causa espasmos musculares y parálisis. La carencia de la sustancia es causada por la degeneración de las neuronas que la producen.

Los que son a base de livodopa se suministran varias veces al día y sus nombres comerciales son Sinemet, Madopar y Stalevo.

Luego están los agonistas dopaminérgicos que se presentan en dos subcategorías pamipexole, que se vende con los nombres Mirapex, Parmital y Biopsol; y los parches de rotigotina, ofertados con el nombre de Neupro.

“Dependiendo de cada paciente, se combinan para que tengan mayor efectividad y así replegar el deterioro. En el caso de esta patología, no significa que usted tenga que ingerir un único fármaco y listo, porque hay personas más jóvenes y otras mayores; en unas la enfermedad se desarrolla más rápido que en otras. Tenemos que adecuarnos”, declaró.

El gobierno es el que tienen el control del abastecimiento de estos medicamentos. Por tanto, depende de ellos que los pacientes los adquieran a un precio razonable. El único que ofrecen es el Sinemet y de acuerdo a la explicación de Weiser, aplicarlo a todos los casos no es eficaz.

“Hay gente que no puede caminar porque está paralizada”

Marisol Gallardo, médico especialista en movimientos involuntarios, detalló que el parkinson tiene cinco estadios de acuerdo al avance en la persona.

En el último, el afectado tiene escasa movilidad y depende de otros para sus tareas diarias, su capacidad para hablar se reduce al punto de no poder modular correctamente y esto conlleva a un estado de depresión.

“Las estadísticas indican que la incidencia en los próximos años será mayor (...) Hay gente que no puede caminar porque se paraliza y ésta enfermedad no solo implica dejar de moverse, sino que afecta el desempeño gástrico, cardiaco y cognitivo”, acotó.

Indicó que la atención económica con respecto al abastecimiento no es el único problema, sino  también el manejo de los hospitales y las instalaciones. Afirmó que la afección es tratable y se puede reducir al mínimo la necesidad de cirugías si se aborda la problemática.

“El manejo de la enfermedad de parkinson es muy complejo y hay que saber qué tipo de medicamento se le da al paciente. Este es un llamado que le hacemos al Estado, porque no es una cuestión de colores, sino de garantizarle la salud a los venezolanos”, concluyó.