• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Zonas educativas vigilan uso de libros bolivarianos en aulas

Pocos alumnos acudieron a las aulas | Foto: Omar Véliz

En algunas aulas han prohibido el uso de textos complementarios | Foto: Omar Véliz

Supervisor distrital niega amenazas a docentes para obligarlos a emplear la Colección Bicentenario como texto único

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La decisión de convertir en texto único para la enseñanza los libros de la Colección Bicentenario -elaborados por el gobierno y distribuidos de primero a sexto grado en escuelas oficiales del país- ha encontrado resistencia en algunos maestros.

Se calcula que entre 60% y 70% de los docentes del país usa esos libros de forma obligatoria, precisó el director del Doctorado de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello, Leonardo Carvajal.

Esa resistencia ha movido al Ministerio de Educación a tomar medidas para garantizar que los libros lleguen a los estudiantes. La supervisión de las zonas educativas ahora no solo se centra en el cumplimiento de trámites administrativos o académicos en las escuelas, sino que también se basa en asegurar que en las aulas se aplique el nuevo currículo bolivariano, todavía en discusión, pero materializado en esos textos.

Yolet Merentes, Dinora Mata y Maribel Bernal, maestras de cuarto, quinto y sexto grado de la Unidad Educativa Simón Bolívar de Fe y Alegría, en Caraballeda, estado Vargas, asistieron a un taller dictado por Asamblea de Educación, para conocer cómo explicar mejor los contenidos de los libros ante las fallas y afirmaciones de carácter ideológico que presentan.

Allí explicaron que la zona educativa donde se ubica la escuela las obliga a usar exclusivamente esos libros. Por temor a represalias han optado por cumplir con el exhorto y no consultar otras fuentes.

Evelyn Tirado, docente de una escuela estadal en Maracay, estado Aragua, indicó que la zona educativa le ha prohibido explícitamente usar otros textos, lo que considera un atropello.

“Les interesa que se trabaje con esos libros porque tienen mucho contenido ideológico. Entiendo que cada gobierno tiene su forma de dictar las materias, pero antes preparaban a los docentes para manejar el material. En este caso no se hizo así, sino que lo impusieron y tenemos que defendernos nosotros mismos. Uno primero ojea, y cuando vemos cosas que no podemos manejar, no lo enseñamos”, apuntó Tirado.

Dos maestras de primaria de la Escuela Básica Nacional Parroquia La Pastora, que no quisieron revelar su identidad, aseguraron que aunque la zona educativa aún no ha ido a inspeccionar el cumplimiento del currículo, la directora de la institución continuamente las presiona para que utilicen la Colección Bicentenario y les ha prohibido usar otros textos, como los de caligrafía y atención.

Voz oficial

Emilio Palavicini, supervisor de escuelas distritales, afirmó que realiza inspecciones a centros educativos para verificar si los maestros poseen los textos bolivarianos y los utilizan. Asegura que existe una resolución del Ministerio de Educación, publicada en 2010, que especifica la obligatoriedad de usar esos libros. No obstante, señaló que la resolución no menciona el derecho de emplear otras fuentes.

Afirmó que desconoce que los supervisores hayan amenazado a los docentes y aseguró que su función es hacer un “acompañamiento pedagógico, no punitivo” y velar por el cumplimiento de la resolución.

“Después de que damos la instrucción conforme a la ley y abandonamos el salón, solamente el docente sabe qué va a dictar y cómo va a enseñar”, dijo Palavicini.