• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Yoani Sánchez alaba uso de redes sociales por manifestantes en Venezuela

La crítica bloguera y periodista cubana Yoani Sánchez | Reuters

La crítica bloguera y periodista cubana Yoani Sánchez | Reuters

"Los venezolanos están dando una batalla en las redes sociales que es un ejemplo", dijo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El movimiento en las redes sociales que ha acompañado a las protestas opositoras en Venezuela ha sido un ejemplo de creatividad "que vale la pena imitar", afirmó este lunes en Miami la bloguera opositora cubana Yoani Sánchez. Sánchez, ovacionada por el público en su presentación durante la Techweek Miami 2014, pidió a los cubanos que viven en Estados Unidos y que puedan viajar a la isla, colaborar con sus connacionales llevándoles tecnología, pero sin "pedir ningún tipo de posicionamiento a cambio".

"Los venezolanos están dando una batalla en las redes sociales que es un ejemplo, realmente de una creatividad, una constancia y una efectividad que vale la pena imitar", indicó.

Sánchez, que se hizo conocida en 2008 por sus críticas entradas en su blog Generación Y, recordó que hace unas semanas se hizo viral en las redes sociales la etiqueta #mejordesnudosque, luego de que estudiantes universitarios fueran desnudados en enfrentamientos con personas supuestamente afectas al gobierno de Caracas. "Fue un llamado de advertencia también de lo que estaba ocurriendo. Una manera creativa, diferente, un poco lúdica de advertir a través de las redes sociales de lo que está pasando en Venezuela", dijo la ganadora del premio de periodismo Ortega y Gasset en 2008 y quien llegó a integrar la lista de la revista Time de las 100 mujeres más influyentes del mundo.

Venezuela ha sido escenario de manifestaciones callejeras desde el 4 de febrero, que aunque disminuidas en días recientes, han dejado 41 fallecidos, más de 700 lesionados y numerosas denuncias de violaciones de derechos humanos. "Creo mucho en las redes sociales como un apoyo, un complemento para desarrollar campañas cívicas", insistió. "Sin embargo no creo que todo pueda quedarse en el mundo virtual. Hay que tener la responsabilidad de pasar del clic a la realidad", agregó. –

 

Ayuda sin intromisión. Sánchez, que ya visitó Miami anteriormente, luego de que a partir de 2013 pudiera viajar fuera del país tras una reforma migratoria, pidió ayudar a los cubanos en la isla con información y tecnología. "Casi todos los que están en esta sala conocen a algún cubano en la isla. Pues ayude a las personas que conoce, sea un vendedor de pizza, sea un disidente, sea un estudiante universitario o una anciana que cose ropa para sobrevivir", dijo.

"Miren alrededor suyo cuando vayan a viajar a la isla, cuando sepan que alguien va a viajar. Algún periférico tecnológico, una memoria flash, un ordenador que ya no usan, eso le puede cambiar la vida a un cubano", dijo Sánchez.

Pero lo más importante en no imponer opiniones, afirmó. "Los cubanos necesitamos información para poder elegir nuestro camino nosotros mismos. Entonces: solidaridad, ayuda tecnológica, información, pero sin intromisión, sería mi sugerencia", indicó. Sánchez cuenta con más de medio millón de seguidores en Twitter y su blog ha sido traducido a 15 idiomas, aunque su nombre es casi desconocido dentro de Cuba, donde toda oposición es ilegal, los medios de comunicación están bajo control del Estado, el acceso a Internet es limitado y no existe la banda ancha. La bloguera ha anunciado que próximamente lanzará un diario digital en Cuba, que asegura funcionará pese a las limitaciones. "¿Cómo hacer un medio digital para llegar a un público que prácticamente no tiene acceso a Internet? Aprovechando esos caminos, redes alternativas precarias que se han creado en Cuba para transmitir información, a través de la memoria flash, de llamar un amigo y contarle esa noticia", dijo. Y antes de culminar su presentación con el público aplaudiendo de pie, Sánchez se excusó por tuitear durante el evento: "Vengo de un país con poco acceso a Internet, estoy como niña en tienda de juguetes", dijo, generando carcajadas