• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Vivir en esta torre es riesgoso”

Desde la noche del lunes, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana comenzaron a realizar un desalojo de las familias que habitan la Torre Confinanzas ubicada en la Avenida Andrés Bello | Foto: Alex Delgado/El Nacional

El Ejecutivo habilitó camiones y unidades de Metrobús para la mudanza  Las pertenencias de las familias las ubicaron en el estacionamiento de Confinanzas, mientras esperaban el traslado

En el edificio Confinanzas convivían 1.156 familias que no salieron en el primer grupo. Desconocen la fecha de su traslado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todas las pertenencias de Saturnino Suárez estaban apiladas en el piso 6 del estacionamiento de la Torre Confinanzas. Cada una de las cosas tenía escrito con marcador azul el nombre de su dueño. Para llevarlas hasta allí fue necesario derribar uno de los muros del edificio inacabado. El ajetreo comenzó el lunes a las 4:00 pm, pero durante las 2 semanas anteriores los integrantes de las primeras 160 familias que serían trasladadas a Ciudad Zamora, en Cúa, estaban preparados para recibir la instrucción que indicaba el inicio de la mudanza.

“Se recuerda a los habitantes de la Torre de David que por motivos de censo no podrán realizar ningún tipo de viaje”, puede leerse en varios carteles adheridos en las paredes de lo que aspiraba ser una torre financiera y se convirtió en un barrio vertical, con balcones de precipicio.

La mudanza de los habitantes de la Torre será progresiva. Ayer reubicaron a 77 familias de los pisos 7, 9 y 28. El objetivo es lograr desocupar los pisos 25, 26, 27 y 28; los más altos habitados de los 45 pisos de la Torre A. Los seleccionados tomaron los pasillos con sus pertenencias, luego las llevaron al estacionamiento donde fueron cargadas en camiones de mudanza facilitados por el Ejecutivo. Los reubicados estaban identificados con chalecos fluorescentes, como los que usan los fiscales de tránsito, y a Ciudad Zamora viajaron en unidades de Metrobús.

Suárez y su familia eran los últimos en la lista de mudanza de ayer. Desde hace cinco años vivían en el piso 6, pero una filtración de aguas negras los hizo salir de emergencia. Para Suárez el cambio es positivo, aunque será trasladado a la periferia, a 66 kilómetros del centro de Caracas: “Vivir en esta Torre es riesgoso. Una sobrina falleció porque se cayó del piso 11 y en 2012 unos familiares iban en carro por la rampa del estacionamiento y el vehículo se precipitó desde el piso 9”.

En Confinanzas escasean las barandas y abundaron las caídas. El riesgo que supone vivir en esas condiciones fue una de las principales razones para que la mayoría de sus habitantes no pusiera objeciones a la reubicación.

En la primera fase de la que han dado a conocer como Operación Zamora saldrán 160 familias, de las 1.156 que residen en la estructura que fue invadida el 17 de septiembre de 2007. La invasión la lideró Alexander Daza, pastor del templo evangélico, director de la Cooperativa Caciques de Venezuela y administrador de la Torre. Daza no estaba ayer en el sitio. Un habitante del edificio aseguró que el líder de la toma, que antes estuvo recluido en Rodeo II, está de nuevo en prisión.


Meses de negociación. Transcurrieron siete años para que el gobierno tomara una decisión sobre uno de las invasiones que comenzaron a multiplicarse en Caracas hace una década. En Candelaria, por lo menos 28 inmuebles abandonados han sido tomados ilegalmente. Para los de la Torre de David la posibilidad de ser trasladados se conoció hace más de dos meses. En ese tiempo las familias visitaron en dos oportunidades las áreas de Ciudad Zamora y fueron censadas por el Instituto Nacional de Estadísticas.

En el piso 6 de la Torre A quedó a medias la construcción de nuevas viviendas. Ernesto Villegas, ministro de Transformación de Caracas, aseguró que no se permitirá la entrada de otras familias al complejo. El sitio contará con custodia de la Fuerza Armada para evitar otras invasiones. En la esquina de la Fundación Niño Simón fue instalada una cabina del Plan Patria Segura.

Cuento chino. Sobre el destino de la Torre, Villegas dijo que se hará una evaluación de la estructura antes de definir el uso que le darán. Desestimó los rumores que señalaban que sería entregada a un consorcio de origen chino: “Eso es un cuento chino”, expresó Villegas.

Agregó que tratarán de replicar el modelo de organización que ya tenían en Confinanzas y procurarán que se mantengan los mismos vecinos. Esa experiencia comunitaria hizo que el estudio de arquitectura Urban Think Tank fuera reconocido con la Bienal de Venecia en agosto de 2012, cuando presentaron un proyecto de recuperación de la Torre, aunque la propuesta incluía mantener los residentes.

El premio los expuso, pero también proyectó la mala fama del lugar que se agudizó luego del el secuestro de Guillermo Cholele, agregado comercial de la Embajada de Costa Rica en Venezuela, ocurrido en abril de 2012. Las pesquisas del caso obligaron a funcionarios del Cicpc, PNB, Sebin, Policaracas y la Guardia Nacional, lo que no había ocurrido en años de invasión. Entonces y ahora sus habitantes se defendieron. “Somos personas de bien. Aquí hay abogados, contadores, cristianos, médicos, guardia nacional. La gente no puede generalizar”, dijo Nelvis Patiño.


Rechazo en Cúa 

Desde las 4:30 am los habitantes de Ciudad Zamora protestaron en contra de la mudanza de los residentes de la Torre de David. Aseguraron que en la urbanización hay 260 vecinos esperando por una vivienda y se les dio prioridad a los habitantes de la Torre Confinanzas. La protesta cesó por la mediación de los ministros Ernesto Villegas y Ricardo Molina, que llegaron a un acuerdo con los vecinos y obreros del urbanismo. 

No todos irán a Cúa, pero todos sí migrarán de Caracas. Está programado trasladar a las familias, previo consenso, a los urbanismos de la Misión Vivienda construidos en todo el país. 

“Lo que siempre nos dejaron claro es que no seremos reubicados dentro de Caracas. Donde te den la vivienda debe ser bien recibida”, dijo María Sevilla, delegada del piso 28.

En la Torre Confinanzas viven 4.438 personas, de las cuales 11% son extranjeras. Se calcula que más de 200 están indocumentados. Es el caso de Martha Caballero, que vio partir a la mayoría de sus compañeros del piso 7; pese a que formó parte de la primera oleada de invasores del edificio, será de las últimas en marcharse.  


El Dato

El presidente Nicolás Maduro ordenó asignarles viviendas a las familias que permanecen refugiadas en el Sambil Candelaria desde 2010. La información la dio a conocer el ministro Ernesto Villegas, en entrevista para Unión Radio




eavendano@el-nacional.com