• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Vida de pacientes con cáncer pende de un hilo por ineficiencia gubernamental

Durante una concentración en la plaza Francia de Altamira, el pueblo enfermo alzó su voz en contra de un gobierno que les arrebata la esperanza de seguir con vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los pacientes venezolanos viven peregrinando para encontrar las medicinas que necesitan. La crisis humanitaria que azota al país mantiene en estado de desesperación al pueblo. 

Enfermos de parkinson, cáncer, diabetes, hepatitis C -entre otros padecimientos- protestaron por las críticas condiciones a las que se enfrentan en un país con 85% de escasez en medicamentos.

“Si tú no eres capaz de cumplir con las necesidades de tu pueblo, del que tú dices que amas tanto  ¿cómo es posible que rechaces la ayuda de organismos internacionales?”, expresó Mildred Rodríguez, paciente con cáncer de mama, refiriéndose al presidente Nicolás Maduro.

En Venezuela, el cáncer también hace cola para ser atendido

“¿Por qué no existen los recursos? ¿Por qué las autoridades no trabajan para facilitar los medicamentos y los instrumentos quirúrgicos?”, cuestionó un hombre de la tercera de edad que padece cáncer de piel.

El paciente comentó: “Yo tuve que hacer cola para operarme porque no estaban dadas las condiciones para la operación… Estamos a la buena de Dios”.

Niños diabética debe “estirar” dosis de medicinas

Mayré Pérez, una pequeña de nueve años de edad, es diabética y su madre se ve obligada a reducirle la dosis diaria del fármaco, pues es una misión casi imposible hallarlo en los anaqueles.

“Estamos estirándolas para que nos rinda más. No tomo la pastilla de la noche”, aseguró la niña.

Julieta Martínez: “Mi papá es enfermo de parkinson y está entrando en demencia por no tomar su medicina”

Julieta Martínez, de 61 años, es sobreviviente de cáncer de mama. Manifestò que siente impotencia ante esta situación que le impide ayudar a sus padres, quienes padecen enfermedades crónicas.

“Debo apoyar a mi papá, tiene 91 años y es enfermo de parkinson. Está entrando en demencia por falta del Estalebo. Mi mamá tiene 83 y ha sufrido crisis hipertensiva”, dijo.

“Yo apenas tengo un año como sobreviviente y no puedo tener esas preocupaciones. Gracias a Dios que tengo vivos a mis padres y estoy luchando por ellos”, finalizó entre lágrimas.