• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Víctor Poleo: Debe instituirse una oficina para investigar las estafas eléctricas

Represa El Guri | Saul Rondón Archivo

"Aún si el embalse del Guri estuviese en su nivel deseable de 270 metros sobre el nivel del mar, la demanda eléctrica nacional no es ni podrá ser satisfecha", dijo Víctor Poleo | Saul Rondón Archivo

El ex viceministro de Energía e ingeniero mecánico dijo que aproximadamente 35 millardos de dólares fueron asignados a compra de equipamiento por emergencia durante el lapso de 1999 a 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer Luis Motta Dominguez, ministro de Energía Eléctrica, dijo en Twitter que El Niño debe ser tomado muy en serio. El mensaje lo acompañó con dos fotos que evidencian la disminución del caudal de agua del Salto Ángel. Reiteró que debe ahorrarse energía. Pero en el siglo XX no hubo racionamientos eléctricos (de las dimensiones actuales) originados por el fenómeno climático.

En 21 de 65 años de mediciones de la hidrología del Caroní hubo fenómenos de El Niño, cinco de ellos en el lapso de 1999 a 2014. De acuerdo con Víctor Poleo, ex viceministro de Energía e ingeniero mecánico, El Niño no es la razón para racionar 2.000 megavatios en el primer semestre de este año.

"Aún si el embalse del Guri estuviese en su nivel deseable de 270 metros sobre el nivel del mar, la demanda eléctrica nacional no es ni podrá ser satisfecha a plenitud", explicó. Esto se debe a que la capacidad instalada de oferta eléctrica del Bajo Caroní es de 15.540 megavatios y la demanda nacional es de 18.600 megavatios. El problema es que hay un déficit de 7.000 megavatios de energía termoeléctrica (centrales Planta Centro, Tacoa – Arrecifes y Ramón Laguna), que es la que debería complementar la hidroeléctrica (comprendida por los embalses de Macaguas, Guri y Caruachi).

El ingeniero indicó que desde 1999 hasta 2014 el gobierno adicionó 13.000 megavatios de energía termoeléctrica al Sistema Eléctrico Nacional. De los 7.000 megavatios que no funcionan, la mayoría pertenece a ese lote. "Están inoperativos por la pobre ingeniería de construcción, mantenimiento e inspección de una variopinta de contratos – estafa. Como también por carencias en los combustibles termoeléctricos: gas, diesel y fuel oil. Esto es el resultado de una crisis en la Industria Petrolera Nacional engatillada en 2003", dijo.

Desde 2008

Víctor Poleo señaló que el problema eléctrico inició con la falla de 2008, que afectó 80% del Sistema Eléctrico Nacional. Le siguieron otros 10 casos de deficiencias.

La crisis fue entonces el argumento para la declaración de emergencias eléctricas y la creación de fondos y estados mayores eléctricos. "En fin, hubo barbarie", agregó el ingeniero.

Poleo calculó que aproximadamente 35 millardos de dólares fueron asignados a compra de equipamiento por emergencia entre 1999 y 2014. De 60 proyectos hidro y termoeléctricos y compras de equipamientos, los sobre costos están por el orden de los 17 millardos de dólares. "Son los casos de Tocoma, Derwick El Sitio o India Urquía, Termozulia IV, Sidor, Bachaquero; pillerías cubanas. En fin", manifestó.

¿Qué se debe hacer?

El ex viceministro de Energía dijo que es necesario establecer una oficina para la investigación de estafas eléctricas y sus responsables.

Además, propuso crear una nueva ley eléctrica con el objetivo de revertir el monopolio de Corpoelec, cuyos trabajadores, agregó Poleo, han sido estafados y sus usuarios han sido victimizados como derrochadores de energía.