• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Víctor Carreño bautiza su novela de inmigración al cielo y al infierno

Víctor Carreño | Foto: Cortesía Fundavag Ediciones

Víctor Carreño | Foto: Cortesía Fundavag Ediciones

La obra Cuaderno de Manhattan, donde el cumanés-zuliano siente "la extranjería como elemento determinante", resultó la escogida del Primer Concurso de Novela que la Fundación Rosa y Giuseppe Vagnoni, a través de Fundavag Ediciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como "una novela autobiográfica ficcionalizada, una novela de aprendizaje", describe su obra Víctor Carreño (1968), ganador del Primer Concurso Fundavag de Novela, que se presenta la mañana de este sábado 28 de febrero en la librería Kalathos de Los Galpones de los Chorros, con especiales palabras de Miguel Gomes, leídas por su colega profesor de Letras, Carlos Sandoval.

La historia del venezolano viviendo las entrañas de la inmigración en la "capital del tercer mundo" mientras estudia en la Universidad de Columbia, devela un parturiento aprender que empuja su conciencia del mundo omnipresente de violencia, congeniado en la Nueva York abrasada del desplome de las Torres Gemelas y ese equipaje suyo de los golpes de Estado y la Venezuela en descomposición que dejó atrás, buscando otro camino, para encontrar ese lado rudo, del Primer Mundo, que asimiló y devolvió en esta creación conmovedora Cuaderno de Manhattan.

"Aunque no tenía muy claro al principio de qué iba a ser mi libro, dos cosas estuvieron siempre presentes, en apariencia paradójicas: crear un mundo ficticio y expresar el impacto que me produjo la dura vida de los inmigrantes latinos en Nueva York, que conocí de cerca pues viví entre ellos unos meses que nunca olvidaré. Con el tiempo se fueron sumando personajes inventados, experiencias e influencias intelectuales. No hay un solo Nueva York. La ciudad que yo descubrí es una que no aparece en las postales o en los itinerarios para turistas y amantes del arte. Esa, desde luego, la disfruté también, pero limitarme a esta imagen hubiera sido caer en lugares comunes. Debo añadir que mi visión de la ciudad es la de un autor venezolano. Fui testigo de esa transición que se dio entre fines del siglo XX y principios del siglo XXI en Venezuela y Estados Unidos", cuenta Carreño.

Explica que la novela "reúne momentos históricos paralelos": "Estuve en Caracas durante los golpes de Estado de 1992 y en Nueva York el día del ataque a las torres gemelas en 2001. Parte de la novela refleja la incertidumbre de una violencia ubicua. Existen valiosos narradores venezolanos que desde fuera del país han abordado la violencia política y las vicisitudes de la diáspora venezolana. Los he estudiado y he escrito sobre su obra. Me es muy difícil ponerme en perspectiva frente a ellos, decir en qué me han influido o no. Sí recuerdo que durante mis años neoyorquinos gravitaban sobre mí escritores venezolanos que habían vivido en la Gran Manzana. Entre otros Picón Salas y Uslar Pietri, que fueron profesores de la Universidad de Columbia donde estudié".

Carreño define Cuaderno de Manhattan como "una de las tantas reescrituras de una temporada en el infierno que cada escritor contemporáneo en algún momento alcanza o experimenta dentro de sí. Pero estas son solo reflexiones posteriores a la publicación del libro. La última palabra la tienen ahora los lectores".

El escritor

Víctor Carreño (1968) realizó una Licenciatura en Letras en la UCV y una Maestría en Letras Hispánicas en la Universidad de Columbia, Nueva York, becado por Venezuela y luego por la misma Universidad para hacer su doctorado. De regreso ganó en 2006 el Concurso de autores inéditos de Monte Ávila Editores, mención Ensayo (La voz del resentimiento: lenguaje y violencia en Miguel de Unamuno); también publicó el libro de traducciones Poetas románticos ingleses, en 2009 (Universidad Metropolitana). Algunos de sus minicuentos han aparecido en blogs literarios y en el suplemento cultural Literales de Tal Cual, además de publicar reseñas y artículos académicos en Venezuela, Estados Unidos, España y Argentina sobre literatura y cine.

La editorial

Sobre el Primer Concurso Fundavag de Novela, los representantes de Fundavag Ediciones reiteraron que en su calidad de editorial independiente proseguirán en su objetivo de contribuir a la difusión de la mejor literatura venezolana, a lo que Joaquín Marta Sosa añadió: "Nos encanta tener ya una novela de esas características en Fundavag". Federico Prieto también expresó su satisfacción y agradecimiento con el jurado y recordó que este es el segundo concurso literario de la institución, luego de que el año pasado resultara ganador Eduardo Burger, del Primer Concurso Fundavag de literatura para niños, con su libro Trompájaro.

Fuente: Prensa Fundavag Ediciones.