• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Vicerrectores denunciaron entrega a discreción de recursos

Universidad Simón Bolívar | Ernesto Morgado

Universidad Simón Bolívar | Ernesto Morgado

Las instituciones dependen de auxilios financieros para funcionar, lo que lleva a la inestabilidad económica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Relacionadas

La denuncia de las universidades es la misma desde hace años: el presupuesto que asigna el Ministerio de Educación Universitaria es insuficiente. Para funcionar dependen de créditos adicionales, que generalmente llegan cuando ya la situación es crítica. La inestabilidad financiera sigue amenazando a las instituciones de educación superior.

En vista de que el déficit persiste y tiende a agravarse, los vicerrectores administrativos de 11 universidades públicas se reunieron ayer y expresaron su preocupación. En un comunicado informaron que más de 40% del presupuesto se obtiene por créditos adicionales. Eso, sostienen, debilita la autonomía universitaria, pues no existe un verdadero control: los auxilios financieros son discrecionales y se desconocen las cantidades y fechas de entrega.

La Universidad Simón Bolívar, por ejemplo, necesitaba 1 millardo de bolívares para funcionar durante todo 2012, pero recibió 405,5 millones de bolívares. William Colmenares, vicerrector administrativo, dijo que el ministerio otorgó 25 millones de bolívares en créditos adicionales –sin contar lo que se entregó para el pago de sueldos–. “Si nos dieran el presupuesto completo, se puede planificar. Al pagar a través de créditos adicionales no se sabe cuánto nos darán, ni cuándo ni para qué”.

Esa falta de planificación mantiene en zozobra a la universidad. Ya los recursos para comedor y transporte se agotaron. Daniel Álvarez, presidente de la Federación de Centros de Estudiantes, informó que los servicios se mantienen porque los proveedores dan una especie de crédito. En abril se presentó una situación similar y el ministerio otorgó un auxilio financiero que permitía cubrir los gastos hasta septiembre.
José Ángel Ferreira, vicerrector administrativo de la Universidad de Carabobo, señala que el último trimestre del año será muy difícil para las instituciones de educación superior, pues no cuentan con los recursos para operar. En la UC, dice, hay un déficit de 200 millones de bolívares, pero sólo recibieron 10 millones en créditos adicionales. Asegura que por esas insuficiencias hay una situación crítica con el comedor, el transporte, la vigilancia, la impermeabilización de algunas áreas, y los pupitres y pizarrones. “Esto nos tiene muy preocupados”, afirmó.

Historia de escasez

La situación financiera de las universidades se ha agravado desde hace seis años, indica Colmenares. Desde 2010, agrega, hay más complicaciones, pues el ministerio entrega un presupuesto que no permite cubrir los gastos anuales.

Antes de 1998, subraya, los créditos adicionales representaban 10% del presupuesto. Sólo en casos extraordinarios –como el aumento de sueldos– se incrementaba ese porcentaje. “Había cosas imprevistas que obligaban a trabajar con estos créditos. También estaban los índices variables, que era un dinero que se entregaba de acuerdo con el desempeño. Si, por ejemplo, la universidad había trabajado bien la investigación, se otorgaba un crédito para esta área. Era una especie de premio”, explica Colmenares.

Ahora, en cambio, los créditos son necesarios para pagar lo más elemental. De hecho, los vicerrectores temen que esta situación se repita el año que viene. Por eso, en la reunión de ayer acordaron solicitar una audiencia para el lunes con la ministra de Educación Universitaria, Yadira Córdova, y la directora adjunta de la Oficina de Planificación del Sector Universitario, Tibisay Hung. La idea es plantear la gravedad del problema y buscar soluciones en conjunto, señala el comunicado.

También pedirán que se haga pública la fórmula para calcular las deudas de los jubilados –que se pagan con petrobonos–, y que se respeten las cantidades de presupuesto solicitadas por las universidades para 2013.