• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Venta de pirotécnicos comenzó sin todos los permisos

En el Poliedrito ofrecen mercancía desde inicios de semana cuando estaba programado que comenzara la feria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cebollitas, luces de bengalas, fosforitos, cohetes, colores, tortas de doble efecto, volcanes, bombeadores y una gran diversidad de fuegos artificiales se ofrecían desde principios de semana, al mayor y al detal, en la Feria de Pirotécnicos del Poliedrito, a pesar de que Ernesto Villegas, jefe del Gobierno del Distrito Capital, dijo el martes que aún no estaba autorizada la venta por no contar con el permiso de los bomberos y de la Dirección de Armas y Explosivos.

La mayoría de los 80 locales de la feria tenía las santamarías cerradas hasta la mitad, y los pocos compradores presentes en el sitio apenas preguntaban los precios y se iban con las manos vacías comentando el evidente incremento en los precios de los artículos en comparación con el año pasado, pues incluso se triplican.

Jorge Torres, organizador de la feria y representante de la Cooperativa Asopicar 152 RL que reúne a 400 vendedores aproximadamente, dijo que en comparación con los primeros días de venta del año pasado, hasta los momentos la comercialización ha disminuido 50%. No se quejó por la demora en la entrega de los permisos de las autoridades; por el contrario, agradeció la capacitación que han recibido de los bomberos y de DAEX para la manipulación de los pirotécnicos. Dijo que hasta los momentos cuentan con el permiso de la Alcaldía de Libertador y solo les faltaría la autorización de los bomberos.

“Agradecemos el apoyo del comandante William Martínez, quien se abocará a resolvernos la situación antes del viernes”.

También se mostró satisfecho por tener garantizado un espacio seguro para comercializar su mercancía, que anteriormente vendía en la vía pública y a veces de forma clandestina en la esquina El Chorro, en La Hoyada.

“Éramos buhoneros y guardábamos la mercancía en pipotes de basura, estacionamientos y en el alcantarillado. Ahora nos reubicaron”, dijo Torres.

Aunque solo está permitida la venta en El Poliedrito y en la Universidad Santa María, ubicada en Petare, comerciantes ambulantes ofrecen las denominadas cebollitas en la esquina de Gradillas, en San Jacinto. Cada cajita contiene 25 unidades y cuesta 25 bolívares. Un paquete de 5 cajas lo ofrecen a 100 bolívares. Aseguran que, a petición, tienen cohetones, luces de bengala y fosforitos. Eso sí: “Todo escondido porque hay que estar pendientes de la policía”, dijo un vendedor que prefirió omitir su identidad.