• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Venezuela es el segundo país más violento del mundo

Los cadáveres fueron encontrados por vecinos al amanecer | Foto Alexandra Blanco

Desde el 1 de enero hasta el 29 de mayo, sólo en Caracas se registraron 2.101 asesinatos. | Foto Alexandra Blanco

La dramática cifra ubica la tasa en 82 homicidios por cada 100 mil habitantes. Este año, las perspectivas no son mejores. Desde el 1 de enero hasta el 29 de mayo, sólo en Caracas se registraron 2.101 asesinatos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Venezuela fue ubicada como el segundo país más violento del mundo, al tener una tasa de homicidios de 53,7 por cada 100.000 habitantes, según un informe elaborado por la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), desde 1999 hasta mayo de 2015 se registraron 252.073 muertes violentas.  Según el portal El Cooperante,  en el primer año de gobierno de Hugo Chávez, 1999, se produjeron 5.968 muertes violentas; pero en 2012 una vez fallecido, el bolivariano dejó un registro de 21.692 víctimas fatales. Ese año, Venezuela sufrió 73 muertos por cada 100 mil habitantes.

Por su parte, la ONU atribuye al crimen organizado y a la violencia política el alto índice de homicidios que ocurren en América Latina. En el informe también se dice que la tasa de asesinatos del mundo entero es de 6,2 homicidios por cada 100.000 habitantes, es decir que la tasa de Venezuela es más de ocho veces la mundial.

Actualmente  en 2014, ya con su “heredero” Nicolás Maduro, Venezuela registró uno de los años más violentos de su historia: 24.980 homicidios, a una tasa de 82 muertos por cada 100 mil habitantes. Dicha cifra es alarmante  para todos los habitantes del país pues día tras día temen por la seguridad de sus vidas.

Entre tantas causas de estos lamentables niveles de inseguridad, el gobierno venezolano lucha sin obtener resultados aun para que  Venezuela avance en materia de seguridad y bienestar social.