• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Venezuela se aleja de los Objetivos del Milenio

Oswaldo Godoy | Foto: Williams Marrero

Oswaldo Godoy | Foto: Williams Marrero

Faltan 1.000 días para que se cumpla el plazo fijado por la ONU para reducir los factores que inciden en la pobreza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El pasado 5 de abril comenzó la cuenta regresiva de 1.000 días para el cumplimiento de los Objetivos del Milenio fijados por la Organización de las Naciones Unidas en 1990, para mejorar el desarrollo humano y cambiar los factores que inciden en la pobreza en la población mundial.
Pese a que se acerca el fin del lapso fijado, Venezuela se mantiene alejada de la meta. Las tasas de mortalidad materna e infantil nacionales así como los índices de malnutrición, obesidad y de enfermedades como el sida y la malaria  van en aumento.
El epidemiólogo Oswaldo Godoy señala que, de acuerdo con las cifras del Anuario de Epidemiología de 2010, el último publicado, y los datos del registro civil de nacimientos, las tasas de muertes de niños menores de 1 año y de mujeres al momento de dar a luz superan a las registradas hace 25 años.
“La tasa superó con creces a la 1990. Ese año la mortalidad materna era de 58,9 por cada 100.000 nacidos vivos, lo que equivale a 338 muertes. En 1998 esa tasa bajó a 51, pero en 2010 volvió a aumentar hasta 69,6. Más de la mitad de los estados registraron tasas por encima del promedio nacional de ese año”, dijo.
De hecho, la tasa de mortalidad materna más alta para un estado en 2010 fue la de Amazonas, con 267 por cada 100.000 nacimientos; seguida por Delta Amacuro con 205,1 y Anzoátegui con 102,3. Los estados Apure, Portuguesa, Cojedes, Yaracuy,  Táchira, Guárico, Zulia, Lara, Falcón, Vargas, Monagas y Barinas y el Distrito Capital también superaron los registros nacionales.
El Objetivo del Milenio propuesto por la ONU para 2015 en referencia a la mortalidad materna señala que los países deben reducir sus tasas a 75% de las muertes que hubo hace 25 años, pero, por el contrario, los datos indican un incremento de por lo menos 10 puntos en ese indicador.
Godoy comparó el crecimiento de las tasas con los ingresos percibidos por cada barril de petróleo vendido durante esos años y concluyó que pese a los recursos recibidos no se invirtió lo suficiente en esa área.
En 1998 el petróleo estaba valorado en 10,57 dólares por barril. 12 años después su costo era de 71, 97 dólares por cada barril.  

Recién nacidos. Respecto a la mortalidad infantil, las cifras son claras. No ha habido avance. Godoy analiza las tasas por quinquenios y recuerda que desde 1958 el país logró controlar los decesos de niños antes de cumplir el primer año de vida, hasta 1998 cuando los índices comenzaron a incrementarse. Para ese año se registró una tasa de 21,4. Luego, en 2005 la tasa bajó a 13,6 pero se volvió a incrementar en 2010 ubicándose en 15,2.
El médico fustigó al Ministerio de Salud por las políticas en materia de salud materna. Criticó por su ineficacia a la Misión Niño Jesús creada en 2009 para reducir la mortalidad de los bebés y sus madres.
“El Gobierno cometió el error de desmantelar la Dirección de Maternidad Infantil del ministerio que inició con Pastor Oropeza. Actualmente, el control prenatal es deficiente y la atención también. Se desconocen las metas de consultas prenatales y los porcentajes de cobertura. Tampoco  se sabe el número de visitas prenatales hechas por médicos de Barrio Adentro.  Hay que mejorar la consulta prenatal y la toma de decisiones para garantizar una atención adecuada”, expresó.

Después del anuario. El último anuario de mortalidad oficial data de 2012, es decir, hay un retraso de dos años en la publicación de los indicadores del despacho de Eugenia Sader. Sin embargo, a través de los boletines epidemiológicos que semanalmente publica ese ministerio se puede conocer la cantidad de decesos de mujeres y niños en el proceso que antecede al alumbramiento o incluso un año después del nacimiento de un niño.
Al cierre de 2010, 5.945 bebés habían perdido la vida antes de arribar a sus primeros 12 meses de vida. En cuanto a la mortalidad materna, los registros de ese año señalan que 346 mujeres fallecieron.
En 2011 el año cerró con 5.878 decesos de niños antes de cumplir el primer año de vida y la muerte de 377 mujeres antes o durante el embarazo. Al año siguiente la cifra de bebés muertos se incrementó a 7.009. Los fallecimientos en mujeres descendieron levemente a 368.  
Para que las tasas de muertes durante el proceso de maternidad disminuyan hace falta la rearticulación de las políticas y recursos del Ministerio de Salud.
“Todo en el ministerio está escrito. No hace falta invitar personal extranjero porque aquí hay mucho talento, especialistas en salud pública y en administración de hospitales. Hace falta redefinir las políticas. No puede haber multiplicidad de organismos en salud, hace falta la unificación de Barrio Adentro, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, el Ipasme, y los institutos de salud militares para hacer un servicio nacional de salud. Yo creo en la descentralización, pero no la anarquía”, declaró Godoy.

Malnutrición por exceso
El panorama alimentario también es desalentador, pese al acuerdo establecido con la ONU de reducir el hambre y la malnutrición. En 2012, el Instituto Nacional de Nutrición indicó que el consumo diario de calorías en Venezuela pasó de 2.127 en 1999 a 3.182 en 2012, es decir, 1.055 calorías más que hace 12 años.
Maritza Landaeta de Jiménez, miembro de la Fundación Bengoa, señala que el aumento en la ingesta calórica no se traduce en personas bien alimentadas. Por el contrario, el venezolano tiene una dieta poco saludable que lo empuja a padecer diabetes tipo 2, cuya tasa de mortalidad creció de 20,8 por cada 100.000 habitantes en 1998 a 33,1 por cada 100.000 habitantes en 2010.
“La información oficial es que Venezuela redujo la tasa de bajo peso. Pero en esos informes no aparecen indicadores como la reducción de niños con retardo de crecimiento en la talla. Ese aumento de calorías tiene un componente que no es bueno para la salud, aumentaron las grasas y los azúcares. Hay un incremento violento de la obesidad. Están obesos o con sobrepeso, pero con anemia. No se está consumiendo carne ni pollo, no hay proteínas. Hay una malnutrición porque la calidad de la alimentación es mala”, indicó.
El informe Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2012 presentado en 2012 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura señala a Venezuela como el tercer país con más obesos de Latinoamérica.
Los datos del ministerio reflejan que en la década Chávez los venezolanos crecieron 1 centímetro en promedio. Entre los sesenta y los noventa se crecía de 2 a 3 centímetros por década.

Males que repuntan
El crecimiento en el número de enfermos por malaria también aleja al país de la meta fijada por la ONU para 2015, que indica que para esa fecha se debe haber detenido y comenzado a reducir la incidencia de esa y otras enfermedades graves.
Los datos de los Boletines Epidemiológicos del Ministerio de Salud dan cuenta del retroceso en la materia. La epidemia de malaria afectó en 2012 a 51.050 personas en el país. Hasta el 23 de marzo de 2013 se han registrado había afectado a otras 20.575 personas. Hace 10 años había 58,2% menos registros de la enfermedad. Para 2002 se notificaron 29.744 casos del mal en todo el país.
Esa misma meta también propone la reducción en la propagación del sida. El Informe Mundial sobre la Situación del VIH/sida 2012, presentado el 20 de noviembre por Onusida demuestra el retroceso de Venezuela en el control de la enfermedad. Cada año el país diagnostica en promedio 11.000 nuevos casos de personas infectados con el virus.

El dato
En 1990 la ONU acordó 8 objetivos para disminuir la pobreza: la erradicación del hambre, lograr la enseñanza primaria universal, la promoción de la igualdad de género, la reducción de la mortalidad infantil y materna, el combate del sida, la malaria y otros males, la sostenibilidad del medio ambiente y el fomento de una alianza mundial para el desarrollo.

Las cifras
2.632 calorías deben consumirse diariamente por recomendación de la FAO. El INN afirma que los venezolanos consumen en promedio 3.182 calorías.
7% es el índice de desnutrición en Venezuela, según el informe conjunto de la FAO y el Banco Mundial sobre el estado del hambre en el mundo.
33 venezolanos por cada 100.000 habitantes murieron por complicaciones relacionadas con la diabetes en 2010.