• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Venezolanos intentan tener un segundo teléfono para entregarlo en caso de robo

GSMA registra que países de Europa y Asia ya pasaron el nivel de saturación en el uso del celular | Foto: simpleflex.com

Referencial

Una fuente policial se refirió a este tema como un fenómeno, mayormente común en jóvenes universitarios de la clase media

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Habitantes de Caracas recorren la ciudad con la predisposición de que –en cualquier momento- puedan ser víctimas del hampa. Y es que incluso toman precauciones para encarar al delincuente e intentar salir lo más ileso posible de la eventual situación.

A mediados de 2015, la Asociación Civil Paz Activa reveló que el robo de celulares es el delito más común en el país, con alrededor de 100.000 móviles robados al mes; es decir, unos 3.000 teléfonos hurtados diariamente en todo el territorio nacional. Solo en Caracas, la cifra varía desde 200 hasta 400 equipos al día.

Un funcionario adscrito a la Brigada contra Robo del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas expresó estar impresionado por la cantidad de casos que conoce sobre caraqueños que circulan con un teléfono barato, para entregarlo al delincuente y así resguardar su teléfono inteligente. Se refirió a este tema como un fenómeno, mayormente común en jóvenes universitarios de la clase media.

A juicio del efectivo, este fenómeno contribuye altamente al excesivo consumo de teléfonos celulares en todo el país. Venezuela es el quinto país latinoamericano con mayor número de teléfonos móviles, sin tomar en cuenta la cantidad de habitantes; por delante están Perú, Argentina, Colombia y México.

“El malandro´ está claro de esa logística que aplica la ciudadanía para evadirlos, he escuchado muchos casos de heridos de bala porque les dieron un teléfono ‘chimbo’ y los terminan saqueando en el piso”, mencionó la fuente, indicando que no es recomendable arriesgarse para intentar burlar al criminal.

“Tú ahorita les das un ‘perolito’ y te van a empezar a pedir el táctil, así no lo tengas”, agregó.

Los favoritos para robar

Para sorpresa de muchos, el funcionario mencionó que los equipos Blackerry siguen siendo bien recibidos por el hampa en el mercado negro. Precisó que las clases media y baja siguen utilizando estos equipos incluso por su mensajería, por ende, las piezas para reparar estos teléfonos tienen considerable demanda.

Pero son los equipos Samsung los favoritos del ratero, pues son altamente costosos, “fáciles de desbloquear” y sencillos para cambiarles la línea, “esos quedan como nuevos”. En la actualidad un Samsung SIII Mini -uno de los más económicos- cuesta 180.000 bolívares; el Samsung Galaxy S6, 530.000 bolívares; y el Samsung Galaxy S7, 1.150.000. Todo esto se traduce a una importante ganancia en el mercado negro

Asimismo, se refirió a los iPhone, comentando que éstos cuando los roban generalmente son bloqueados por los propietarios, sirviendo a los delincuentes solo para piezas de repuestos.

Cifras

En 2008, la International Data Corporation (IDC) emitió un informe que señala a Venezuela de haber tenido 28 millones de celulares activos. En ese momento significó casi la misma cantidad de celulares por habitantes en el país; sin embargo, expertos de la tecnología en Venezuela apuntan que actualmente la cantidad de móviles activos superó la cantidad de habitantes.