• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

VP denuncia “genocidio silencioso” debido a la falta de medicamentos

El responsable de Movimientos Sociales de Voluntad Popular, Gabriel Domínguez/ Foto: Voluntad Popular

El responsable de Movimientos Sociales de Voluntad Popular, Gabriel Domínguez/ Foto: Voluntad Popular

Aseguran que existen cuatro grandes responsables en la crisis de la salud en Venezuela: Jesús Mantilla, primer ministro militar de, Manuel Barrosoex presidente de Cadivi , Juan Carlos Rotondaro, en el Seguro Social y Franklin Ramírez Araque, presidente de Ipostel

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El responsable de Movimientos Sociales de Voluntad Popular, Gabriel Domínguez, denunció que en Venezuela existe un “genocidio silencioso”, puesto que se está produciendo la muerte de venezolanos por no poderse tratar las enfermedades debido a la falta de medicinas esenciales para diversas dolencias como asma, diabetes, cáncer, hipertensión, entre otras, por lo cual el estado venezolano no garantiza la salud de los ciudadanos.

 

El dirigente social aseguró que existen cuatro grandes responsables en la crisis de la salud en Venezuela: Jesús Mantilla, primer ministro militar de salud y quien desmanteló todo el sistema hospitalario; Manuel Barroso, ex presidente de Cadivi y quien empezó a ponerle trabas en el proceso de fabricación de medicinas; Juan Carlos Rotondaro, en el Seguro Social y quien ha desconocido los derechos de los pacientes y Franklin Ramírez Araque, presidente de Ipostel.

“Rodríguez Araque es el responsable de la prohibición de envío de medicinas a lo largo del país. Ese señor está violando dos derechos, no solo el derecho a la salud sino también a la propiedad, pues resulta que ahora el que compre su medicina no puede enviarlas a donde quiera por la disposición de Ipostel. Hoy si usted tiene un familiar en Caracas y quiere comprarle sus medicinas en Puerto Ordaz, sencillamente no se lo puede enviar ya que está prohibido porque Franklin Rodríguez Araque dictó una normativa dentro Ipostel que prohíbe el envío de medicinas y esto genera una especie de muertes silentes, es decir, que en el papel (acta de defunción) se dice que la persona muere por causas naturales y es por falta de medicamentos”.

Domínguez afirmó que el derecho a la salud, consagrado en la Constitución Nacional en el Artículo 83, está siendo “pisoteado por el Estado venezolano” y afectado por varias causas, la principal es la falta de medicamentos. Informó que todo el proceso de fabricación de medicinas se hace como los vehículos: se importan los principios activos, se ensamblan en el país y luego se venden.

“Desde el año 2008 cuando Jesús Mantilla, quien fue Ministro de Salud y Manuel Barroso, presidente de Cadivi, asumieron sus cargos empezaron un proceso de trabas para la importación de principios activos de las medicinas. Los principios activos que tardaban 15 días en llegar a Venezuela empezaron a tardarse entre 45 y 90 días, al final se comenzó a correr el bulto de los procesos de fabricación de medicinas y cuando venimos a ver eso explotó hoy. Aunque el problema comenzó en el 2008, hoy se evidencia por el retraso de los procesos”.

Explicó que no existen estadísticas confiables para determinar las muertes por fallas de medicamentos.

 “Lamentablemente, se registran como muertes naturales, pero son muertes perfectamente evitables. Hay una escasez del 60% a 70% de medicinas a todos los niveles, anticonceptivos para las mujeres que sufren de ovario poliquístico, losartán potásico para los abuelos con problemas de tensión, medicamentos pediátricos, medicamentos para las personas con discapacidad. Esta es una crisis muy grave y la podemos calificar de genocidio progresivo y silencioso, lo peor es que no se generan medidas para garantizar el derecho a la salud y la vida”.

 

Por último, Domínguez instó a todos los venezolanos a organizarse en la “Red de Impacientes” para apoyarse mutuamente en el traspaso de medicinas para familiares con alguna enfermedad y evitar más muertes de venezolanos a causa de la falta de medicamentos.

“Llamamos a todos los impacientes en todas las casas a organizarnos. La red está en los siguientes estados del país: Distrito Capital, Miranda, Zulia, Carabobo, Bolívar, Mérida y Lara donde hay personas ayudando a personas. Personas que buscan donación de medicinas, las intercambian, médicos que están prestando apoyo, para poder garantizar el derecho de todas las personas. Empecemos a registrar cuántas personas hay por muertes silentes y personas afectadas, nos pueden escribir al correo impacientesvzla@gmail.com para comenzar la acción ciudadana y trabajar en la defensa de nuestros derechos”.