• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Urosa Savino ofició misa por la paz en Siria

El cardenal Jorge Urosa Savino / Captura Globovisión

El cardenal Jorge Urosa Savino / Captura Globovisión

Este sábado se conmemora una misa especial en la Basílica de Santa Teresa, por una jornada de ayuno y de oración mundial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El pasado 01 de septiembre, durante la habitual misa auspiciada en El Vaticano, el Papa Francisco se refirió a la preocupación que lo aflige por la situación que acontece en Siria actualmente, por lo que convocó a una jornada de ayuno y de oración por la paz de Siria en el mundo.

En Caracas la misa es auspiciada por el cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas en uno de los monumentos más importantes de la ciudad capital.

Urosa indicó que la misa es "para darle gracias a Dios por un nuevo aniversario de la Virgen del Valle y para pedir por la paz de Siria, Venezuela y el mundo".

Igualmente, se refirió directamente a la situación en Siria y dijo: "Siempre la iglesia está a favor de la paz".

Asimismo, recordó las palabras de condena del Papa Francisco contra las armas químicas, así como también la frase "el uso de la violencia nunca traerá la paz".

Al finalizar la eucaristía manifestó que si bien el Papa convocó el llamado por la paz en Siria, en el país se pidió también por la paz en Venezuela. "Nosotros tenemos una cantidad inmensa de personas que pierden la vida a diario en Venezuela más que en cualquier conflicto bélico en el mundo".

"Tenemos que trabajar todos por la paz, un compromiso que tienen sobre todo los que detentan el poder, ellos tienen un mayor compromiso de trabajar por la paz en Venezuela", acentuó el arzobispo.

Los feligreses se encontraban desde temprano en la Basílica de Santa Teresa. A las 11:00 de la mañana se dio inicio a esta jornada especial, que fue reclamada por el Papa Francisco, y que tiene como fin exigir y rogar por la paz en el país árabe y para que EE UU no intervenga en la situación generando una guerra.