• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Urosa Savino: La Semana Santa permitirá la conversión de Venezuela

La devoción de los católicos ha incrementado constantemente en el país y esto se evidencia en el recorrido del Nazareno, cuya fe ha aumentado al pasar los años 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Recorrer siete templos, comprar palmas, y quemar a Judas son las tradiciones que los venezolanos acostumbran a hacer durante una semana que conmemora  la pasión, muerte y regreso de Jesús de Nazaret, y la cual ha permitido la reconciliación y unión de los ciudadanos en los momentos más difíciles.

La Semana Santa es el tiempo más intenso de la vida religiosa que permite recordar el triunfo de Jesucristo sobre el pecado. Este tiempo conmemorativo representa la esperanza, del amor y la vida para Venezuela.

En el país existe un porcentaje de personas que no asiste a los oficios de esta devoción cristiana. Sin embargo, el cardenal Jorge Urosa Savino,  ca el miembro de mayor jerarquía de la Iglesia católica, indicó durante una entrevista para El Nacional Web que la fe y la religiosidad han trascendido en el corazón de los venezolanos; aseguró que para este 2016 se espera la participación de más fieles en comparación a otros años.

“Vamos a tener una gran cantidad de personas desde el Domingo de Ramos, el Miércoles del Nazareno hasta los días del triduo pascual: Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Resurrección”, aseguró el arzobispo.

La devoción de los católicos ha incrementado constantemente en el país y esto se evidencia en el recorrido del Nazareno, cuya fe ha aumentado al pasar los años. “El Nazareno simboliza, la humildad, la devoción y la esperanza”, expresó. 

 

Foto: Notihoy

Masacre de Tumeremo atentó en contra de Dios

La masacre de los 28 mineros de Tumeremo, estado Bolívar por parte de “El Topo” y otros implicados enlutó y llenó de lágrimas no solo a familiares de los desaparecidos, sino también las máximas autoridades de la Iglesia católica que repudian este crimen y lo califican como el más vil y “horrible” que ha sucedido este año.

El obispo Monseñor  Mariano Parra Sandoval Estuvo en la entidad para apoyar a los familiares de las víctimas para exigir que se clarifiquen los hechos.

“Nosotros no queremos que la gente viva detrás del dolor y del asesinato. Esa masacre tan horrible que hubo en Tumeremo no la queremos para el pueblo venezolano y Dios tampoco lo quiere así. Por eso nosotros trabajamos para anunciar  a Jesucristo como el camino de la verdad y la vida, para que la gente no vaya por el sendero de la muerte”, señaló el cardenal.

 

Foto: Los venezolanos necesitan conversión y renovación para afrontar los problemas del país / Williams Marrero

La relación entre la iglesia con la Asamblea Nacional y Nicolás Maduro

La Asamblea Nacional tiene buena relación con la iglesia católica. Los obispos recibieron la visita constitucional de Ramos Allup, presidente del Parlamento, con la finalidad de estrechar los lazos de hermandad entre la ciudadanía para evadir la indiferencia religiosa.

“La iglesia es parte del pueblo venezolano y los obispos somos líderes religiosos y sería absurdo el no tener en cuenta ese liderazgo que ejercemos”, sostuvo el también  2º vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana.

Sin embargo, el trato que han tenido los representantes de la iglesia con el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha sido negativo.

“Ha habido cero contacto y eso me parece negativo porque nosotros tenemos mucho que  aportar y tenemos puntos de vistas positivos que expresamos con respeto para que el gobierno vaya por el buen camino”

Urosa indicó la actitud del gobierno ha sido errónea porque tiene un modelo político y económico “fracasado; marxista y totalitario comunista”. Asimismo, señaló que esperan tener un diálogo con el presidente, pero no han recibido respuestas al respecto.

Para el cardenal, la Semana Santa es un momento para dejar a un lado la violencia y la corrupción que azota al país. Los ciudadanos -a través de la fe en cristo- podrán lograr no solo la reconciliación, sino un mejor futuro.

“Los venezolanos deben tener en cuenta que seguir a Jesucristo es caminar con la luz de la vida y no en la oscuridad de la muerte por medio de la renovación y de conversión. Los venezolanos deben vivir con la fe cristiana para ir por el camino de la paz y la felicidad”, sentenció.