• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Universitarios levantaron huelga de hambre pero radicalizarán conflicto

Universitarios levantaron huelga de hambre | Leo León

Universitarios levantaron huelga de hambre | Leo León

Un grupo de estudiantes quemó un muñeco del viceministro Jehyson Guzmán, a quien declararon persona no grata

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de 39 días en huelga de hambre, 13 estudiantes, una profesora y un empleado administrativo de la Universidad de los Andes abandonaron la protesta, luego de la petición hecha por el nuncio apostólico Pietro Parolin, quien viajó a Mérida para reunirse con los universitarios y escuchar sus solicitudes.

Del mismo modo, los 4 alumnos de la Universidad del Zulia que se mantenían en ayuno prolongado desistieron de la medida que mantuvieron por 32 días.

En Mérida, el embajador de la Santa Sede en Venezuela escuchó los planteamientos de los estudiantes, que se negaban a ingerir alimentos desde el pasado 4 de junio.

“No queremos otro Franklin Brito para Venezuela. Apoyamos toda acción que sea pacífica y civil, pero no es una huelga de hambre lo que moverá la fibra política de este Gobierno. Es hora de buscar otros mecanismos más contundentes que no atenten contra la vida", declaró el sacerdote, quien solicitó a los manifestantes deponer la actitud.

Los huelguistas fueron aplaudidos por la comunidad universitaria que se encontraba en el Rectorado de la universidad andina para presenciar la visita del prelado.

En Maracaibo, los estudiantes de la Universidad del Zulia, Emmanuel Ávila,  Carlos Palma y Harold Tegue, que llegaron a 184 horas de ayuno prolongado, así como Eduardo Guzmán, cursante de la carrera de Educación Física, con 177 horas en huelga de hambre, también aceptaron declinar su acción. El movimiento estudiantil zuliano anunció que continuará en la calle.

“Hacemos responsables a Pedro Calzadilla y a Nicolás Maduro por lo que pueda pasar a cualquier estudiante y nos declaramos en asamblea permanente en las calles venezolanas para exigir respeto a las universidades”, declaró Charly Aponte, presidente del Centro de Estudiantes de Derecho de la universidad zuliana, que estuvo en huelga de hambre por 504 horas.

Aponte lamentó que el diálogo con el Gobierno se esté cerrando ante las necesidades que aún tienen los estudiantes en cuanto al aumento y homologación de las becas estudiantiles, las rutas de transporte y las providencias de los comedores, peticiones que fueron rechazadas por el viceministro.

En los 32 días de huelga, un total de  21 universitarios zulianos participaron en la protesta. Otros 170 bachilleres y profesores de la entidad intervinieron con ayunos voluntarios de menos duración.


Sigue el conflicto. Pese al levantamiento de la huelga de hambre en Mérida y Zulia, la dirigencia estudiantil en todo el país anunció que el conflicto universitario se radicalizará, debido a la falta de atención del Ministerio de Educación Universitaria a las peticiones.

Juan Requesens, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela, denunció que la reunión sostenida con el viceministro de Políticas Estudiantiles fue una emboscada, que muestra que no hay disposición de terminar con la crisis. Exigió al Ejecutivo nacional la destitución del funcionario.

“Jehyson Guzmán fue tan demagogo que sometió a votación la propuesta de aumento de becas, quiso comparar el paro profesoral con el paro petrolero de 2002, nos quiso chantajear diciendo que si no levantábamos el paro, él no aumentaba las becas. Ya veníamos de una reunión fracasada, pero nos sentamos en la mesa otra vez por la buena disposición de los últimos días. Sin embargo, ya entendimos que él no es un interlocutor de los estudiantes y por eso exigimos su destitución”, declaró.  

Tras el fracaso de las conversaciones con el Ministerio de Educación Universitaria, el conflicto continúa. Así lo aseguró la presidenta de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela, Lourdes Ramírez de Viloria, quien exhortó al ministro Pedro Calzadilla a participar personalmente en las próximas reuniones y destacó que el conflicto no terminará hasta que no satisfagan las demandas de todos los sectores universitarios involucrados.

“No es solo por aspectos socioeconómicos que estamos peleando. Además, estamos defendiendo una mejor educación, valores, autonomía”, expresó.

Ayer en la tarde, las representaciones estudiantiles sostuvieron una reunión con el consultor jurídico del MEU, Guillermo Pérez, en la Oficina de Planificación del Sector Universitario. Allí presentaron propuestas para solucionar el conflicto, como el aumento del monto de las becas y el mejoramiento de las providencias estudiantiles.

Los docentes también harán entrega de una agenda de discusiones de las necesidades del sector a petición del MEU.


No grato

Un grupo de jóvenes universitarios se apostó en la avenida Francisco de Miranda, en las cercanías de la plaza Brión de Chacaíto, para quemar un muñeco representativo del viceministro de Políticas Estudiantiles, Jehyson Guzmán, a quien declararon persona no grata en las universidades del país.

Tammy Suárez, presidenta del Centro de Estudiantes de Estudios Políticos de la UCV, señaló que la acción en la que encendieron al monigote, apodado “Judas traidor”, se debió a que las reuniones sostenidas con el funcionario han sido infructuosas.

“Hace una semana nos reunimos con el viceministro por siete horas y no obtuvimos respuesta. En esta ocasión hubo otra reunión en la que emboscaron a los estudiantes y no escucharon las peticiones”, indicó.

Mientras ardía el monigote, el grupo de manifestantes gritaba “Jehyson, farsante, engañaste a los estudiantes”.

Pese a la protesta, el viceministro Guzmán declaró a AVN que revisarán los montos de las becas regulares, de estudio y preparadurías en la reunión fijada para el próximo 15 de julio.

“Allá quienes se retiraron, porque acá se desarrolló una asamblea donde se trataron temas que no abarcaron sólo las becas”, dijo.