• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Tratamientos oncológicos se cumplen con intermitencia

El servicio de radioterapia de El Llanito y el del Hospital Militar son los únicos que están totalmente operativos en Caracas | Foto Archovo El Nacional

El servicio de radioterapia de El Llanito y el del Hospital Militar son los únicos que están totalmente operativos en Caracas | Foto Archovo El Nacional

Las fallas en los equipos de radioterapia, y la escasez de quimioterapias y radiofármacos obligan a interrumpir los protocolos médicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La escasez y las fallas en los equipos causan la interrupción de los tratamientos oncológicos. La intermitencia es parte de la cotidianidad en los centros públicos que, según el Ministerio de Salud, atienden a 60% de los pacientes del país. La atención no depende del azar, sino de la gestión de los recursos que permite la compra planificada de medicamentos e insumos, y el mantenimiento de los equipos para administrar radioterapia.

Un equipo que se daña por un desperfecto eléctrico, por ejemplo, pasa varios meses dañado por falta de repuestos y de divisas para comprarlos. Así ocurrió con el acelerador lineal del Hospital Oncológico Miguel Pérez Carreño, de Valencia, que atiende a alrededor de 1.000 pacientes por mes y que se paralizó en noviembre y diciembre de 2014. El 27 de enero reanudó operaciones. El del Hospital Central de Maracay también estuvo dañado en diciembre y empezó a funcionar el mes pasado. Los de San Cristóbal y Mérida siguen paralizados.

Loretta Di Giampietro, presidente de la Sociedad Venezolana de Oncología, hizo un diagnóstico de los servicios para el cáncer: la atención oncológica es intermitente.

“Un día funcionan los equipos de radio y otro ya no. Lo que falta es mantenimiento; si lo hubiera no tendríamos tantas máquinas con fallas”, dijo.

Juan Eloy Montenegro, presidente de la Sociedad Venezolana de Radioterapia Oncológica, señala que los pacientes sufren las consecuencias. Sugiere que se descentralice la administración en salud y que el programa de Oncología cuente con un presupuesto autónomo.

“El resultado del tratamiento no es óptimo porque no hay concurrencia. Las medicinas que suministra el IVSS casi siempre fallan cuando llega el fin de año, porque no toman las previsiones para la compra de medicamentos del año siguiente”, explicó.

Medicamentos para quimioterapia, como la tioguanina, doxorrubicina liposomal, adriamicina, carboplatino y cisplatino, entre otros, son difíciles de hallar. Los radiofármacos como el yodo y el tecnecio siguen sin llegar al país.

Crisis en la UCV. Los 2.400 pacientes que recibían atención en el Instituto de Hematología y Oncología de la UCV continúan asistiendo a varios sitios para ser tratados con quimioterapia. Solo acuden al centro de salud a consultas con sus médicos, lo que supone un traslado extra a hospitales distintos. El cierre técnico declarado en 2014 persiste. No se administran quimioterapias, tampoco se practican pruebas de química sanguínea o hematología necesarias para los pacientes oncológicos, denunció Aixa Müller, médico del centro de salud.

“Tenemos más de 6 años sin recibir la subvención que debe entregar el Ministerio de Salud. Los médicos solo están haciendo clínica con los pacientes. La mayoría está recibiendo la quimioterapia en el IVSS de El Llanito. Así no se pueden cumplir los protocolos”, agregó.

El Hospital Universitario de Caracas tampoco presta esos servicios, debido a la escasez de reactivos. No hay cómo suministrar el bloqueo hormonal a los pacientes con cáncer de próstata. Más de 80 pacientes están en lista de espera para tratarse con radiofármacos.

“Pueden pasar entre tres y cuatro meses para obtener una cita en el hospital. No tenemos contrastes; el mamógrafo tiene más de un año sin funcionar. Los que pueden van a centros privados, pero así los controles no son efectivos”, señaló José Manuel Olivares, médico residente.

Servicio a medias
Hospital Universitario de Caracas
Con fallas en mamógrafo y laboratorio. Llegaron radiofármacos para las cirugías de 80 pacientes

Instituto de Hematología y Oncología de la UCV
Con fallas. Solo hace consultas clínicas. Sin quimioterapias ni laboratorio

Hospital de Niños J. M. de Los Ríos
Con fallas. Oncología está en un área provisional por una filtración de aguas negras

Servicio Oncológico Hospitalario, antiguo Padre Machado (IVSS)
Con fallas. Los equipos de imagenología están dañados. 

Complejo Hemato-Oncológico y Radiocirugía (IVSS)
Operativo. Atiende a 200 pacientes diarios

Hospital Militar Carlos Arvelo
Operativo. Solo tiene servicio de quimioterapia y hospitalización.

Oncológico Luis Razetti de Cotiza
Operativo. Fallas en algunos fármacos de quimioterapia.