• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Trasplantados tienen hasta 4 meses sin recibir tratamiento

La crisis, dicen los ex ministros, acentuará el deterioro del derecho a la salud de los venezolanos y empeorará indicadores como mortalidad materna y neonatal | Eleonora Delgado

La crisis, dicen los ex ministros, acentuará el deterioro del derecho a la salud de los venezolanos y empeorará indicadores como mortalidad materna y neonatal | Eleonora Delgado

Codevida denuncia escasez y repartición de medicamento genérico sin eficacia comprobada en farmacias del IVSS

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace 11 años Benjamín Gómez tuvo un trasplante de riñón. Desde hace 4 meses su órgano y su vida corren riesgo, pues el Instituto Venezolano de Seguros Sociales no le ha suministrado los medicamentos que requiere para evitar el rechazo. Gracias a las redes sociales su hija consiguió algunas cajas de Cellcept. El otro que escasea, Prograf, les ha sido imposible hallarlo. Se terminaron las reservas y tiene ocho días que no consume la medicina.

“Él se ha deteriorado. Cuando orina el olor no es el mismo. Está mucho más flaco. El simple hecho de saber que no está consumiendo el medicamento puede afectarlo anímicamente”, cuenta la esposa de Gómez, Miriam Cegarra.

En Los Teques, zona en la que vive y a la que está adscrito como paciente trasplantado, no consigue el Prograf. “Fuimos a la farmacia de Alto Costo de Los Ruices hace un mes y nos dijeron que habían recibido un poquito de Prograf, pero que como él estaba registrado en Miranda no podían vendernos”, asegura Cegarra. Ha intentado sin éxito pedir ayuda a organizaciones no gubernamentales y en el hospital Miguel Pérez Carreño, donde su esposo fue operado. “Fui al Servicio de Nefrología a consultar si les quedaba algo, quizás de algún paciente fallecido. Una doctora me dijo que no había y que teníamos que apurarnos porque si él no toma eso se muere y chao”.

En la misma situación está Elsa Rivas, médico de Puerto Cabello y trasplantada renal desde hace 14 años. Tiene 3 meses sin Cellcept ni Prograf. “Un trasplantado sin medicina no tiene garantía de que no va a rechazar el órgano. Me siento débil y tengo temor. ¿Hasta cuándo me puedo mantener con la reserva que tiene mi cuerpo?”.

Francisco Valencia, presidente de Codevida, denunció además que el IVSS está distribuyendo un medicamento genérico en el país sin la aprobación. “Hace unos años se intentó lo mismo sin consultar. Hace tres meses, Carlos Rotondaro (presidente del IVSS) me dijo que el Ministerio de Salud había comprado micofenolato mofetilo (principio activo del Cellcept) en convenio con el gobierno de India. Le planteé que consultara a los centros de trasplante. En Venezuela no hay reactivos para hacer la farmacovigilancia que indique si el genérico funciona igual que el original”. 
El también trasplantado renal aseguró que los nefrólogos recomiendan no tomar el genérico hasta que se conozca su efectividad. “Yo no voy a ser un conejillo de indias”.

Alerta nacional. El 12 de mayo, la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela envió una carta al presidente Nicolás Maduro advirtiendo la grave situación de los pacientes con trasplante y de los que esperan recibir un nuevo órgano. El comunicado indica que hay 2.542 pacientes que requieren medicación que debe ser garantizada a mediano y largo plazo y que de no recibirla corren el riesgo de caer nuevamente en diálisis si son trasplantados renales o perder la vida si se trata de trasplantados hepáticos. Alertan de la paralización de intervenciones para trasplantar órganos por falta de insumos quirúrgicos, dificultad para hacer exámenes de laboratorio y deficiencia de recursos humanos, que afecta a 2.000 personas que están en lista de espera por un órgano.

Rotondaro dio acuse de recibo a la comunicación a través de su cuenta en Twitter. “No ignoramos las peticiones de los compañeros y solicitudes de la misiva. Está en evaluación por las autoridades a quienes fue enviada”, escribió.

Sin garantías. Hace dos años Luciano Paladino, de 9 años de edad, fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda. Hace un año le hicieron un trasplante de médula en Italia, gracias a un convenio entre Pdvsa y el gobierno italiano. Su madre, Vanessa Duque, fue la donante.

Regresaron cuando se les agotaron los recursos para permanecer en Europa. Aquí se contagió con hepatitis C. Luciano está en una lista de espera por inmunoglobulina en el Hospital Central de San Cristóbal que debe aplicarse mensualmente, pero que no recibe desde hace tres meses. Duque intentó comunicarse con el 0-800SALUD-YA, pero nadie responde.

El Colegio de Médicos de la región expuso el caso ante el Consejo Legislativo, donde además se presentó un documento en el que se describen las debilidades del principal centro asistencial de Táchira.

Ex ministros piden ayuda a la OMS

Los ex ministros de Salud, José Félix Oletta, Rafael Orihuela, Pablo Pulido y Carlos Walter, enviaron una carta a Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud, para que se pronuncie acerca del desarrollo de la crisis de salud en Venezuela y urja a la organización a atender la situación.

El comunicado da cuenta del deterioro de los últimos 15 años en los que a enfermedades como malaria y dengue se unieron zika y chikungunya y para las que hubo “respuesta insuficiente y tardía”. Critican la falta de transparencia del gobierno que ha censurado la publicación de información epidemiológica, la inversión “masiva”, pero inauditable de recursos en un “sistema paralelo de salud” –la Misión Barrio Adentro–, y la deuda de 6.000 millones de dólares que “causó el cierre del crédito de proveedores internacionales y explica la carencia de medicamentos e insumos”, que acarrea 80% de escasez.

La crisis, dicen los ex ministros, acentuará el deterioro del derecho a la salud de los venezolanos y empeorará indicadores como mortalidad materna y neonatal, o la incidencia de enfermedades endémicas.