• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Tradiciones italianas endulzan la Semana Mayor

Dulces italianos | Foto Williams Marrero

Dulces italianos | Foto Williams Marrero

Las fallas en la adquisición de los ingredientes y en la importación de utensilios han entorpecido la elaboración de la colomba de Pascua

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para Jennifer Bogarín, no existe Semana Santa sin los dulces típicos de la tradición italiana, como la colomba de Pascua y la partiera napolitana.

Bogarín es cliente asidua de la panadería y pastelería Doris, ubicada en Santa Eduvigis, a donde cada año va con su familia el Sábado de Gloria para comprar los postres que servirán en casa al día siguiente.

Ayer en la mañana decenas de clientes, algunos provenientes del interior del país, hacían fila en la panadería para llevar sus dulces típicos. Algunas personas llevaban de a dos o tres partieras, una especie de tartaleta elaborada con una mezcla de ricotta, trigo y naranja confitada.

La tradición de origen italiano se mantiene intacta desde la década de los sesenta, cuando el local abrió sus puertas al público, pese a los vaivenes de la inflación y la escasez.

La colomba, o paloma de Pascua, sigue siendo la más popular, elaborada con la masa de pandoro, trozos de naranja confitada y cubierta de amaretto y almendras fileteadas. Del horno de este local salen diariamente 400 colombas desde hace un mes, como antesala a la Semana Mayor. El Domingo de Resurrección es el día estelar de este dulce.

También se ofrece una cubierta con chocolate y otra fría, rellena de turrón, castañas glaseadas, crema chantilly y champaña alrededor. Cada una se cotiza en 700 bolívares, mientras que la partiera puede variar entre 950 y 1.100 bolívares.

No hay dulce que no pase por las manos de Marco Battipaglia, dueño de la panadería Doris y maestro pastelero desde los 13 años de edad. Él mismo es quien compra los ingredientes y esencias para elaborar las tortas.

Las fallas en la adquisición de la materia prima, como la mantequilla y el azúcar, ha afectado la producción de estos dulces, señala Battipaglia. Sin embargo, han procurado conservar la calidad de años anteriores.

Decenas de clientes también entran y salen de la panadería Las Nieves, en El Rosal, en busca de los cotizados postres de Semana Santa. Miguel Tarantini, encargado del local, señaló que pese a las limitaciones para conseguir algunos ingredientes, lo que más ha entorpecido la preparación de las colombas ha sido la desaparición del molde, un papel parafinado que permite darle la forma de paloma al dulce.

“Este año es atípico porque no se ha podido importar el ‘capuchón’. Las estamos fabricando de la manera antigua. La forma sale bastante parecida y ha cambiado un poco la textura, pero sigue siendo muy buena”, afirmó Tarantini.

La panadería Las Nieves ha procurado mantener esta tradición de manera ininterrumpida desde 1976. Allí también tienen los conocidos huevos de Pascua rellenos de chocolate. “Antiguamente les poníamos como sorpresa alguna prenda de valor, de oro, como petición de los clientes para regalárselos a la esposa o a la mamá. Pero son cosas que se han ido perdiendo”, expresó.

Los huevos de Pascua con chocolate son los más pedidos en la panadería Edelways, de Las Palmas. Cuestan entre 800 y 1.000 bolívares cada uno. Allí se preparan todos los dulces típicos de la Semana Mayor desde hace 29 años.



amontilla@el-nacional.com