• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Trabajadores se oponen a colectivo hospitalario

En la asamblea increparon a la directora por maltratos verbales al personal | Foto Omar Véliz

En la asamblea increparon a la directora por maltratos verbales al personal | Foto Omar Véliz

En una asamblea insistieron en la falta de insumos aunque la directora Nuramy Gutiérrez negó el déficit

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hay mascarillas, tampoco gasas. Las quejas recurrentes que se escuchan en todos los hospitales del país también se repiten en el Instituto Oncológico Luis Razetti, ubicado en Cotiza.

En una asamblea extraordinaria de trabajadores, se dio a conocer ayer que la semana pasada el pariente de uno de los pacientes salió en moto a comprar una mascarilla de oxígeno. La acción ocurrió después de que las enfermeras recorrieron, sin éxito, todos los servicios del hospital en busca del insumo mientras el paciente atravesaba una crisis aguda en la Emergencia.

“No hay inyectadoras, obturadores, microgoteros, ni siquiera mascarillas. Tenemos que mandar a los pacientes a otros servicios para que los atiendan porque la Emergencia no tiene nada”, dijo una de las enfermeras.

La solución a las quejas de los trabajadores propuesta por representantes de la Federación Nacional de Sindicatos Regionales, Sectoriales y Conexos de Trabajadores de la Salud,  presentes en la discusión, fue la instalación de un Colectivo de Dirección Hospitalaria, como ha ocurrido en otros hospitales de Caracas.

La propuesta gozó del visto bueno de Nuramy Gutiérrez, directora del centro y coordinadora nacional del Sistema de Atención Oncológica del Ministerio de Salud, pero fue rechazada por una parte de la asamblea que alegó que ese es un instituto especializado por lo que la injerencia de la comunidad –constituida en consejos comunales según el decreto que establece la creación de los Colectivos de Dirección– es perjudicial.

“La comunidad hospitalaria, los trabajadores son los que conocen los problemas de este hospital; no podemos permitir que venga gente de afuera a decidir sin conocer cuáles son nuestros problemas”, dijo uno de los participantes.

El rechazo fue atizado por la presencia de un integrante de uno de los colectivos que hace vida en Cotiza. El hombre, que se identificó como escolta de Dante Rivas, ministro de Comercio, aplaudió que los trabajadores hagan contraloría social y llamó a Gutiérrez a escuchar a la audiencia.

Los colectivos tienen las armas para ir contra los malos, expresó, al tiempo que ofreció su apoyo al hospital.

Pese a la negativa del grupo de trabajadores, la directora del centro de salud recordó que los colectivos hospitalarios fueron constituidos a través de una ley, por lo que su instalación no será sometida a discusión sino que se ejecutará pese al rechazo.