• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Trabajadores del sector eléctrico realizan huelga de hambre por el contrato colectivo

Exigen levantar prohibición de celebrar asambleas en Corpoelec, dijo sindicalista Reinaldo Díaz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional inició el lunes una huelga de hambre indefinida en Valencia y Caracas para reclamar la firma del contrato colectivo. “El presidente Nicolás Maduro tiene en sus manos la propuesta económica para suscribir la convención colectiva”, informó Reinaldo Díaz, líder de los huelguistas.

El directivo del sindicato de Caracas, Miranda y Vargas explicó que Corpoelec no da señales para continuar la negociación que interrumpió cuando los trabajadores entregaron sus planteamientos el 3 de mayo pasado.

Las cláusulas económicas incluyen los aumentos y el tabulador salarial, las vacaciones, las utilidades, el HCM y un sistema homologado de pensiones. “Los trabajadores viven una situación muy dura. Se han endeudado con prestamistas, han agotado las tarjetas de crédito y a muchos le es difícil ir al trabajo porque no tienen para el pasaje”, dijo.

Los huelguistas instan al presidente de Corpoelec, general Luis Motta Domínguez, que levante la orden de prohibir asambleas y concentraciones de empleados en las instalaciones de la estatal eléctrica.

Otra exigencia es la puesta inmediata en libertad de cinco trabajadores de Termozulia acusados injustamente de sabotaje y que están detenidos arbitrariamente en un galpón del aeropuerto de La Chinita, Zulia, por la Guardia Nacional y el Sebin.

“Sabemos el riesgo de una huelga de hambre, pero hasta ahora hemos intentado todas las vías sin que la empresa ni el gobierno den respuesta”, destacó Díaz en el edificio de Corpoelec El Rosal donde realizan la huelga.

La situación de los trabajadores eléctricos fue denunciada ante la Conferencia Internacional del Trabajo, reunida en Ginebra, Suiza, del 30 de mayo al 10 del presente mes, por los dirigentes Roger Palacios, de la Unión Nacional de Trabajadores, y Orlando Chirino, de Corriente Clasista