• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Trabajadores de Salud Chacao trancaron la avenida Libertador

Piden también dotación de insumos en los ambulatorios | Foto William Dumont

Piden también dotación de insumos en los ambulatorios | Foto William Dumont

La manifestación causó un fuerte congestionamiento en las vías adyacentes. La policía municipal cuidó de que no llegara a la autopista Francisco Fajardo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer a las 10:30 am, luego de tres horas de protesta, Jackeline Contreras levantaba un cartelito en plena avenida Libertador, a la altura de Bello Campo, para denunciar la desmejora salarial que sufre en Salud Chacao, donde trabaja como operaria de mantenimiento desde hace seis años.

“La ayuda escolar es de 1.000 bolívares por hijo. ¿Qué compro con esto, alcalde?”, se leía en la cartulina de Contreras quien, junto a decenas de trabajadores de Salud Chacao, reclamaba el pago de un bono equivalente a un mes de sueldo, reposición de uniformes y dotación de insumos en los 6 ambulatorios que integran este programa de la alcaldía.

Yamir Soto, quien es asistente a la coordinación, dijo que en 21 años que lleva laborando en la institución jamás le habían dejado de pagar el bono que el jueves pasado, al parecer, solo recibieron los médicos en su día.

La manifestación causó fuerte congestionamiento en las vías adyacentes: avenida principal de Bello Campo, calle Élice de Chacao y el distribuidor Altamira, adonde acudieron decenas de policías municipales para custodiarla y evitar que llegara hasta la autopista Francisco Fajardo.

A las 10:30 am los trabajadores de Salud Chacao se fueron caminando con sus pancartas hasta el ambulatorio más cercano de esta dependencia, luego de que Claudia Sánchez, directora de Gestión Social de la alcaldía, prometiera cancelarles el bono la próxima semana.

Alcaldía reconoce frustración. Sánchez aseguró que el jueves en la tarde el alcalde Ramón Muchacho se había reunido con el personal administrativo de Salud Chacao y les había prometido pagarles el bono la próxima semana, aunque según el nuevo presupuesto discutido el año pasado no les corresponde.

Sánchez reconoce que hay frustración en el personal: “Sabemos que están molestos porque trabajan con las uñas, pero las empresas de suministros no quieren cotizarnos. No les resulta atractivo venderle a un ente público, que implica tantas exigencias legales”, dijo.