• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Torre Oeste repite las condiciones de riesgo de su gemela incendiada

En el complejo hay pisos y salidas clausuradas y las cajas de los extintores están vacías | Foto Raúl Romero

En el complejo hay pisos y salidas clausuradas y las cajas de los extintores están vacías | Foto Raúl Romero

A 10 años del incendio de la Torre Este, el edificio Oeste tiene escaleras cerradas y los pasillos no cuentan con extintores. Cuando hay que desalojar, todos corren

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Torre Oeste de Parque Central no puso sus bardas en remojo. A 10 años del incendio que inhabilitó la Torre Este, que sigue sin entrar en funcionamiento, en su gemela ninguna medida de seguridad industrial ha sido adoptada para afrontar un incendio. Trabajadores de las áreas comerciales de la edificación poco conocen del asunto. El año pasado durante dos apagones el protocolo fue el de siempre: sencillamente les piden que cierren las tiendas y se marchen. “Lo que hacemos es correr”, dijo Eglis Oliveros, una peluquera que trabaja en la torre y que insiste que allí solo hay que temerles a los delincuentes. Olga Galleja, otra peluquera que trabaja en la torre, suelta una carcajada al preguntarle si participó alguna vez de algún simulacro de desalojo.

En la Torre Oeste de Parque Central pocos se detienen a ver que las cajas de extintores de incendios están vacías, que algunas escaleras están selladas con láminas de metal y otras están totalmente cerradas para evitar la entrada de indigentes, que las escaleras mecánicas que comunican los niveles Lecuna, Bolívar y las mezzaninas no funcionan, que de 21 ascensores solo funcionan 8. Se han acostumbrado al deterioro. 

No hay avisos que informen sobre las rutas de escape. Pero sí un pequeño cartel en el piso 38, donde se explica cómo llegar al piso 49, donde queda una oficina de la Misión Madres del Barrio. El papel es una pista en el en laberinto de ascensores: “Deben cruzar el pasillo del 39 para cambiar de módulo y subir las escaleras”. 

Se ha hecho rutina para muchos cruzar entre los vidrios rotos y la oscuridad del abandonado piso 39, antes utilizado como refugio para damnificados. Desde hace meses están clausurados desde el piso 41 al 48. 

El ex comandante de los Bomberos de Caracas, Rodolfo Briceño, quien estuvo al mando del cuerpo cuando ocurrió el incendio en 2004, aseguró que las condiciones de riesgo en el edificio gemelo son semejantes a las que tenía la otra torre antes del siniestro.

“Allí podría ocurrir lo mismo que en la Torre Este, porque el edificio no tiene los sistemas mínimos de protección para evitar un incendio. Los rociadores automáticos instalados, que se activan con el aumento de la temperatura, no están operativos; no hay un tanque exclusivo para incendios ni bombas de alta presión con mangueras que ayuden a extinguirlo, y tampoco hay sistema de detección y alarma”, dijo Briceño.

Adicional a este diagnóstico tampoco se cuenta con escaleras externas para desalojar el edificio, que se colocaron en la Este durante su recuperación, y las internas no están presurizadas. Esto significa que no cuentan con el sistema mecánico de inyección de aire exterior que impida el ingreso de humo dentro de la vía de escape.

La Cifra
1.042 millones de bolívares se han invertido la rehabilitación inconclusa de la Torre Este de Parque Central, según el diputado de UNT, Stalin González, quien ayer denunció que este plan ha pasado por cinco autoridades y diez cambios de proyectos