• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Toallas reutilizables no son tan ecológicas

Toalla sanitaria ecológica | Captura Vive

Toalla sanitaria ecológica | Captura Vive

Especialistas afirman que el agua con que se lavó la pieza sanitaria es perjudicial para las plantas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Representantes de varias organizaciones ecologistas consideran que el uso de las toallas sanitarias de tela no reducirá el impacto ambiental de las toallas desechables. El proyecto fue propuesto por un grupo de emprendedoras venezolanas y presentado a través de la televisora Vive TV, el pasado lunes.
Cristina Vaamonde, representante de la asociación civil Una Montaña de Gente, explicó que el uso del fluido sanguíneo como abono para las plantas, que forma parte de la propuesta, no es recomendable. “Cuando hacemos saneamiento de quebradas o bosques de galerías, llamamos a las jornadas recolección de residuos no biológicos, y con esto nos referimos a los diversos fluidos de origen orgánico que por su propia naturaleza resultan contaminantes para el ambiente”.
En ese sentido, Daniela Matheus, coordinadora general de la organización ambiental Ecoclick, destacó que la importancia de esas toallas radica en que al ser reutilizables no generan residuos. Sin embargo, el proceso de lavado de las toallas es muy poco práctico y su uso puede afectar la zona íntima de la mujer.
Diego Díaz, presidente de la organización ambiental Vitalis, afirmó que los químicos que se incorporen durante el lavado de la toalla resultarán perjudiciales para las plantas. “Es verdad que se usa la sangre de animales como fuente de nitrógeno para las plantas, pero el lavado de las toallas incluirá jabón, cloro y otros agentes químicos que resultan contaminantes para las plantas”.
Los especialistas coinciden en afirmar que las toallas ecológicas no representan el mejor método para la reducción del impacto ambiental. Díaz explicó que una mejor opción es promover una campaña de concienciación en las empresas que fabrican esos productos.
“Cualquier propuesta para sustituir un producto desechable por uno reutilizable merece ser evaluado, más si consideramos que los materiales de una toalla sanitaria tardan entre 100 y 300 años en descomponerse”.

Salud íntima. El uso de toallas reutilizables puede generar consecuencias negativas en la salud íntima de la mujer. “Estas toallas, al tener un centro de loneta, que es una tela bastante gruesa y dura, dificultan la liberación de los flujos, lo que quiere decir que siempre tendremos una pieza que no va a estar higienizada por completo, y eso puede producir irritación, infecciones y malos olores”, afirmó Vaamonde.
Un dispositivo ecológico alternativo que ya está en uso es la copa menstrual. Daniela Matheus explicó que se trata de una copa de silicona que retiene el flujo sanguíneo para desecharlo posteriormente. Es reutilizable y no tiene contraindicaciones.