• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Temporadistas venezolanos deben estar alertas ante la fiebre de Chikungunya

La Facultad de Medicina de la UCV recordó a los viajeros que van a zonas donde circula el virus que deben tomar previsiones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela alertó a los vacacionistas que se dirigen a República Dominicana, a tomar medidas preventivas ante epidemia de Fiebre Chikungunya o Artritis Epidémica Chikungunya.

Emigdio Balda, decano de esa dependencia, advirtió que la Chikungunya “es una fiebre viral causada por un Alphavirus, transmitido por la picadura de mosquistos infectados del género Aedes, principalmente aegypti y albopictus, y que es considerada una enfermedad re-emergente”. Ambos zancudos también son responsables de la transmisión del dengue.

Con relación a los síntomas, Bagda explicó que la fiebre se acompaña de erupción en la piel, dolor articular que puede ser incapacitante, fatiga y vómitos. “Los primeros síntomas pueden simular crisis de paludismo o dengue. Durante la fase crónica, puede incluir depresión, además dolores musculares, de cabeza y náuseas”.

Indicó que la recuperación en la mayoría de los casos es total, pero en algunas personas, la afectación de las articulaciones puede persistir de manera crónica. “Las complicaciones serias no son frecuentes, aunque en el caso de adultos mayores, niños y embarazadas, la enfermedad puede agravarse”, apuntó.

La alerta que hacen las autoridades de la Facultad de Medicina obedece al anuncio que hiciera el ministro de Salud Pública de República Dominicana, sobre la presencia de la enfermedad en esa nación, a partir de que las muestras de sangre de personas que presentaron los síntomas de dicha fiebre resultaron positivas en los análisis realizados.

Tratamiento

El decano Balda señaló que no hay medicación específica para la enfermedad. “El tratamiento se dirige principalmente a aliviar los síntomas, incluyendo el dolor en las articulaciones. No existe una vacuna disponible para prevenir la infección por este virus”, acotó.

Agregó en ese sentido, que la mejor medida preventiva que se puede asumir es evitar la picadura del mosquito transmisor. “Pueden ser de utilidad los repelentes de insectos que contengan NNDB, DEET o permetrina, prendas de vestir que cubran las superficies expuestas o picaduras, y los mosquiteros en ventanas y puertas”.

Asimismo, recomienda las medidas de saneamiento ambiental como la eliminación de zonas anegadas, cambiar periódicamente el agua de los jarrones y floreros, evitar la acumulación de agua de lluvia por tiempo prolongado y tapar envases de almacenamiento, u otra medida que tienda a la eliminación de criaderos de Aedes.