• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

En Táchira y Falcón viven con escasez de agua

Por la ola de calor del estado fronterizo, los caudales de los afluentes que aportan al Acueducto Regional han disminuido. En Falcón, trabajos de dragado de la represa Maticora han dejado sin agua a varios municipios de esa entidad, asegura el director de PC en Mene de Mauroa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Hidrológica del Suroeste, filial de la estatal Hidroven, ha aplicado este año en Táchira 3 planes de racionamiento en los 13 municipios que se surten del Acueducto Regional del Táchira, que lleva el líquido a 70% de la población de la entidad.

De acuerdo con el último anuncio realizado por los voceros de Hidrosuroeste, la ola de calor que se registra en el estado motivó una considerable disminución en los caudales de los afluentes que aportan al acueducto, ubicados en los municipios Francisco de Miranda y Sucre, en la zona de montaña, y que se calcula es de 70%.

Funcionarios de Hidrosuroeste explicaron que en condiciones normales al acueducto ingresan 4.300 litros de agua por segundo, pero debido a esta merma están entrando 3.500 litros por segundo.

En vista de la situación, el 5 de mayo Hidrosuroeste informó el reajuste del plan de racionamiento que se venía aplicando desde el 1° de marzo para los municipios San Cristóbal, Córdoba, Torbes, Cárdenas, Capacho Nuevo, Capacho Viejo, Guásimos, Andrés Bello, Bolívar, Pedro María Ureña, Ayacucho, Michelena y Lobatera.

Falcón. Fernando Casado, director de PC en Mene de Mauroa, atribuyó la falta de agua en algunos municipios del estado, incluido el casco central de Coro, a los trabajos de dragado en la represa Maticora. Señaló que Draga-Zulia, empresa encargada del mantenimiento, tiene por lo menos 15 días trabajando en el cambio de tuberías y limpieza de sedimentos, lo que ha traído como consecuencia el corte del suministro de agua.

Karina Arias, miembro del consejo comunal Terraza Z en Coro, dijo que son incontables los días sin agua: “Un camión cisterna cuesta 3.500 bolívares y un botellón, 80 bolívares, aparte los pasajes de las busetas son ajustados a cada rato; la plata no nos alcanza para todo eso”.