• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Solo se ha hecho un trasplante este año

La tasa de donación de órganos en Venezuela cayó 60% con respecto a 2012

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por más avanzada que sea una ley, no funcionará si no existen los mecanismos para ponerla en práctica. En noviembre de 2011 en Venezuela se sancionó la Ley sobre Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células en Seres.

Humanos; y un año más tarde entró en vigor su artículo 27 que indica que toda persona mayor edad se presumirá donante de órganos, tejidos y células, a menos que haya manifestado su negativa.

Cuatro años más tarde, y a propósito del Día Mundial del Trasplante de Órganos celebrado ayer, la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela concluyó que solo se aplica 40% del instrumento. “No hay acuerdos para la aplicación de los artículos que mejoran los procesos de procura de órganos, y los que tienen que ver con las células madre tampoco se han podido desarrollar”, asegura Zoraida Pacheco, gerente general de la ONTV.

La prueba es que en lo que va de año solo se ha realizado un trasplante de órganos en el país, de acuerdo con la Asociación Amigos Trasplantados de Venezuela. “En Caracas no hay en existencia las placas que se utilizan para hacer las pruebas de compatibilidad de donantes. Así es imposible hacer trasplante de órganos de cadáveres”, denunció Francisco Valencia, presidente de la asociación.

En el país hay alrededor de 1.700 personas esperando por un riñón, 150 esperando por un hígado y 2.500 esperando por una cornea. Las listas siguen creciendo; pero la tasa de donación que en 2012 llegó a estar en 4,5 donantes por cada millón de habitantes –la más alta en la historia de Venezuela– cayó a 1,6, lo que representa un descenso de 60%.

“Es una situación que pudo evitarse porque el Instituto de Inmunología de la Universidad Central de Venezuela advirtió la situación de las placas a principios de 2015”, afirmó Valencia. “Es una lástima que una ley tan moderna no haya sido útil. Este es un día que no se puede celebrar. Más bien Fundavene debe rendir cuentas”, agregó. 

Fundavene sustituyó a la ONTV como institución encargada de la procura de órganos en julio de 2014, por disposición del Ministerio de Salud. 

“La ley coadyuva al sistema de distribución y trasplante, pero por sí sola no es la solución; debe haber más condiciones como campañas educativas, que los centros de procuración de órganos tengan un número adecuado de personal, que el sistema de salud facilite el trabajo con los posibles donantes, y la infraestructura hospitalaria tampoco favorece la actividad”, concluyó Pacheco.