• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Solidaridad vecinal se pondrá a prueba el 7-O

William Requejo, presidente de la Asociación Civil Unión Vecinal de Catia / Raúl Romero/El Nacional

William Requejo, presidente de la Asociación Civil Unión Vecinal de Catia / Raúl Romero/El Nacional

Grupos de voluntarios hicieron colectas para el pago de autobuses y comidas, que faciliten la participación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mañana, cuando el reloj marque las 3:00 am, un grupo de votantes que viven en Palo Verde y Lomas del Ávila, inscritos en centros electorales lejos de su zona de residencia, estarán listos para trasladarse masivamente a ejercer su derecho al voto.

Una red de 250 voluntarios pertenecientes a la Asociación Civil Palo Verde Activo se organizó para trasladar a Mariches, Caucagüita, La Dolorita, Guarenas, Guatire, El Marqués, La Urbina y La California a quienes lo requieran.

Eurídice Guerra, miembro del grupo, explica que la rutina que practican desde hace 14 años multiplicó las rutas para la justa electoral.

“Haremos una circunvalación. Esta vez muchos vecinos se comunicaron para pedir apoyo en los traslados. Eso nos tiene contentos porque quiere decir que hay gente que antes no votaba que ahora sí se animó”, expresó.
Guerra explicó que en los cinco centros electorales que tienen en la jurisdicción desplegarán un operativo con el fin de distribuir comidas para los miembros de mesa y testigos electorales.

“Hay un grupo que organiza las colas e instalamos computadoras  para que verifiquen los datos. Tenemos previsto también la entrega de desayuno, merienda, almuerzo, merienda, cena y cotillones porque sabemos que no nos vamos a ir temprano”, enfatiza.
En Catia, Prados del Este, Macaracuay, Cumbres de Curumo, Chuao, Santa Mónica y otras comunidades capitalinas también se organizaron para prestar apoyo logístico voluntario.

Kiomara Scovino, presidenta de la Asociación de Vecinos de Prados del Este, apoyará en la movilización de los votantes, especialmente de la tercera edad. Scovino y otro grupo de mujeres desplegaron el viernes afiches informativos sobre el voto en su comunidad. Algunas se apostaron en la planta baja del centro comercial Galerías Prados del Este, con tarjetones y gráficos explicativos del proceso electoral para instruir a quienes visitaron el establecimiento.

Guitta Abouhamad e Irma Aponte asumieron voluntariamente la tarea de instruir en detalle a quienes lo requirieran. La jornada se repitió varios días de la semana pasada para garantizar que cada elector vote correctamente.  

Además, el consejo comunal contrató autobuses para facilitar los traslados y habilitarán sillas de ruedas en algunas escuelas para personas con movilidad reducida.

Acopio

La sede de la Asociación de Vecinos de Chuao se convirtió en centro de acopio de todos los insumos que serán distribuidos gratuitamente en los siete centros electorales del sector.  

Sandra Carrillo, una de las voceras, señaló que en ese centro las personas contarán con asistencia médica y ayuda para movilizarse.
“Los vecinos se han organizado para trasladar a las personas de la tercera edad. Aquí todos colaboran. Mucha gente ha expresado que quiere apoyar y donar cosas”, agregó.

En Macaracuay, varios residentes preparan desde ayer comidas y bebidas para compartir con quienes estén en las colas para votar. “Tendremos comida para testigos y miembros de mesa que lo requieran en el parque que está al lado del colegio San Antonio. Vecinos preparan tortas, termos con café y dulces. A las 2:00 pm. empiezan a repartirlo entre la gente que va a votar. Hay una comunidad unida, con calidad humana, dispuesta a apoyarse. Este año se han preparado mucho mejor que otras veces. Hemos aprendido la lección”, dijo Ida de Penta, presidenta de Asomacaracuay.

Contraloría vecinal

En las parroquias 23 de Enero, El Junquito y Sucre, 54 voluntarios recogerán las denuncias que surjan durante las votaciones para enviarlas a las autoridades del Consejo Nacional Electoral.

William Requejo, presidente de la Asociación Civil Unión Vecinal de Catia, explicó que durante todo el año la asociación forma a líderes vecinales para ejercer la contraloría social. Además, en la jornada del domingo también trasladarán votantes que no puedan hacerlo por sí mismos.

“Desde el viernes a las 4:00 am estamos en la calle para ver cómo se instalan las máquinas, cómo funciona el proceso y si se están cumpliendo las normas. Tenemos enlaces con varias organizaciones, que nos apoyarán para presentar las denuncias ante las autoridades presentes y acudir a los medios para hacerlas públicas”, subrayó.