• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Sociedad Venezolana de Cardiología denuncia dramática escasez de medicinas e insumos médicos

José Miguel Torres, presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología | Foto: Abel López

José Miguel Torres, presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología | Foto: Abel López

El presidente de la organización, José Miguel Torres, considera que las instituciones públicas de la salud se vinieron abajo para curar enfermedades. "Son recintos para acompañar al paciente, oír sus quejas, pero no para resolver problemas", dijo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“En el área de la cardiología la crisis ha afectado de manera tremenda, desastrosa y dramática”, expresó José Miguel Torres, presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología.

Indicó que la escasez de medicinas incluye tratamientos esenciales para tratar las enfermedades cardiovasculares.

Torres tomó como ejemplo la hipertensión arterial, que tiene una incidencia cercana a 30% de la población de acuerdo con una investigación reciente de la Universidad de Los Andes realizada por un equipo de investigación a cargo del doctor Tulio Núñez.

El sondeo arrojó que de ese 30% de hipertensos, un 50% desconoce que padece la enfermedad. Otro 50% que sí tiene conocimiento de la patología que padece, no está siendo bien tratado.

“En este momento aproximadamente entre 5% y 10% de los pacientes reciben el tratamiento especifico, porque el resto no consigue medicinas”, calculó el presidente de la Sociedad de Cardiólogos.

“Es una situación inaceptable”

Entre las patologías que más demandan medicinas están: la hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca y diversos síndromes coronarios. Por otra parte, también se mantiene la escasez en insumos médicos para realizar diferentes procedimientos.

“Tenemos una disminución de existencia rondando 80% . Es una situación inaceptable”, dijo el cardiólogo. Añadió que conlleva gestiones enormes obtener un dispositivo electrónico de estimulación cardiaca como el marcapasos, el resincronizador cardiaco, el desfibrilador, entre otros.

Cuando una persona es diagnosticada con alguna patología, “comienza una especie de peregrinación para buscar los medicamentos”, contó el especialista. Señaló que con el desabastecimiento y el incremento en los costos de la comida, los pacientes asisten a consulta angustiados por la pérdida inadvertida de peso.

“Esto se debe a que han dejado literalmente de comer lo que generalmente almorzaban, también porque se acabaron los antojos, las chucherías y los refrescos”, explicó. A juicio del doctor, hay un efecto positivo en la pérdida de peso, pero esto debería ser por decisión propia y no por imposición.

Paciencia

“Las instituciones públicas de la salud se vinieron abajo para la resolución de enfermedades, son recintos para acompañar al paciente, oír sus quejas, pero no para resolver problemas”, sentenció el presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología.

Ante la crisis en el sector, Torres dijo que lo primero que recomienda en consulta es tener paciencia y tranquilidad. “Luego los pacientes comienzan a establecer redes de soporte y solidaridad entre ellos, esto ha ayudado a mantenerlos medicados a pesar de tantas dificultades”.

Reconoció que lo único que puede ayudar a paliar en cierto modo la situación es la solidaridad de la comunidad: “sucede todos los días y es admirable”. A su juicio, los venezolanos comienzan a retomar lo mejor de lo que son al comunicarse y ayudarse entre sí.