• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Sobrevivientes de Carmen de Uria denuncian crimen ambiental

Antiguos residentes siguen a la espera de una promesa que cada cierto tiempo cambia, pero que nunca se concreta: un complejo urbanístico, un parque o el camposanto en honor a los fallecidos en 1999

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El proyecto de recuperación de Carmen de Uria a través de un complejo urbanístico que fue presentado con insistencia por las autoridades locales y nacionales se quedó en promesas. “El presidente nos convenció de que este lugar era de alto riesgo y no quería más muertos, por eso accedimos para que fuera un camposanto, en respeto y recuerdo de los amigos, vecinos y familiares que perdimos”, señaló José Díaz, sobreviviente de la tragedia de 1999, que a finales de 2004, abandonó el sector con su familia para que se desarrollaran los planes.

Afirmó que 20 familias se resistieron a desalojar la zona. “Éramos más de mil familias en Carmen de Uria que empezamos a habitar el sector en 1965. “Nos oponemos a que desaparezcan los últimos vestigios que honran a nuestros muertos”, dijo.

Maribel Merola, dirigente vecinal de Naiguatá, denunció que desde el lunes pasado personal de la Gobernación de Vargas se ha presentado para tomar el espacio que resguarda la Guardia Nacional Bolivariana. “Pretenden tomar esto para explotar su minería que representa mucho dinero para las autoridades locales e intereses foráneos”.

La concejal Nancy Requena expresó que en Gaceta Oficial 107 del 22 de febrero de 2005 quedó establecido que el lugar sería un parque. “¿Dónde están los 600 millones aprobados para esta obra que nunca se ejecutó?”, se preguntó.

María Duarte tenía 11 años de edad cuando fue testigo de lo ocurrido en Carmen de Uria. Lamentó que lo que fue prometido primero como un camposanto y después como un parque, hoy sea un botadero de escombros. “Entre 80 a 100 camiones llegan a dejar su basura. Este es el botadero de todo Vargas".

Dijo que habían hecho la denuncia en el Ministerio de Ambiente y al Consejo Legislativo. “Nadie se interesa por detener esta acción criminal contra el ambiente. Es una tragedia permanente que está acabando con nuestras reservas de agua”.


Recuperación de espacios. El procurador del estado, Pedro Rodríguez, informó que el gobernador Jorge Luis García Carneiro tiene una política de recuperación de espacios: “Lo que hay en esa zona es un criadero de perros y una capilla donde hacen una misa una vez al año. Las imágenes de la capilla las vamos a llevar a la iglesia de Naiguatá y el lugar será convertido en un centro de rehabilitación de indigentes a través de la Fundación Sol de Vargas”.

Expresó que allí se cumplirá con una labor social porque muchos ciudadanos en situación de calle podrán recuperarse. Al consultársele sobre el bote de escombros en la zona dijo que estaba autorizado: “Autorizado, supervisado y evaluado permanentemente por el Ministerio del Ambiente”, recalcó.