• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Serenata Guayanesa y Argenis Carruyo le cantarán a la Divina Pastora

Virgen de la Divina Pastora | Foto: César Daniel Paradas

Virgen de la Divina Pastora | Foto: César Daniel Paradas

El concierto se realizará en horas de la noche del sábado 12 de enero, en el arco de entrada al pueblo de Santa Rosa, santuario de la Divina Pastora

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Serenata Guayanesa le cantará a la Divina Pastora en la serenata que cada 12 de enero se le rinde a la virgen en la entrada del pueblo de Santa Rosa, informó la alcaldesa de Barquisimeto, Amalia Sáez.

También estarán presente Argenis Carruyo y otros solistas y grupos nacionales y locales de diversos estilos musicales, que le tocarán y cantarán a la Excelsa Patrona, como se le llama a esta virgen.

Sáez precisó que el concierto se realizará en horas de la noche del sábado 12 de enero, en el arco de entrada al pueblo de Santa Rosa, santuario de la Divina Pastora, situado en la intercomunal Barquisimeto-Cabudare.

Se trata de la serenata "que tradicionalmente le ofrecemos a la Divina Pastora como una muestra de amor, de mucho afecto y cariño que prodigamos por nuestra virgen milagrosa".

La serenata de la Divina Pastora es una de las actividades artísticas preparadas con motivo de la procesión 157 de la virgen, que se realizará este 14 de agosto.

Este peregrinaje es la manifestación religiosa más multitudinaria de Venezuela y una de las más grandes de América Latina, junto a las actividades que en honor a la virgen de Guadalupe se realizan en México.

Se trata de un recorrido, que este año espera 3 millones de personas, que va de la iglesia del pueblo de Santa Rosa hasta la catedral de la capital larense.

Este trayecto, que lo transita la virgen sobre los hombros de su pueblo, se inicia cerca del mediodía de cada 14 de enero y culmina a primeras horas de la noche en la Catedral de Barquisimeto.

El peregrinaje es acompañado por cantos, alabanzas y plegarias por parte de los feligreses. Muchos cumplen promesas vestidos de pastores y nazarenos. Algunos caminan descalzos, mientras otros lo hacen hasta de rodillas.