• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Sentimos mucha impotencia, dolor y muchos deseos de justicia”

Familiares de Holdack y Coello esperan que se haga justicia y que ellos también queden en libertad | Foto HENRY DELGADO

Familiares de Holdack y Coello esperan que se haga justicia y que ellos también queden en libertad | Foto HENRY DELGADO

Fiscalía ratificó la acusación contra Marco Coello y Cristhian Holdack por instigación a delinquir, agavillamiento, daños materiales e incendio 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Marco Aurelio Coello y Cristhian Holdack se enteraron de que se había ratificado su privativa de libertad por los funcionarios de Polichacao que preparaban las boletas de excarcelación de sus compañeros de presidio Luis Felipe Boada y Nelson Gil.

Doris Morillo de Coello, madre de Marco Aurelio, supo de la decisión contra su hijo por los comentarios de pasillo en el Palacio de Justicia. Enseguida se trasladó a Polichacao para darle apoyo: “Sentimos mucha impotencia, dolor y muchos deseos de justicia. Marco despidió a sus compañeros entre llanto y abrazos. Estaba desconcertado. Hacemos un llamado a la justicia para que haya respuesta oportuna y que no nos mantengan en este estado de angustia y zozobra”. Pidió a la sociedad que no se olviden de su hijo.

El padre de Marco Aurelio, Armando Coello, agregó que esperan conseguir la libertad plena de los seis jóvenes: “El diálogo de paz comienza por hacer justicia. No tiene sentido negarle la libertad a unos muchachos que salieron a defender sus derechos constitucionales”.

Aurora Armesto, pareja de Holdack, lo estuvo esperando por más de tres horas en la estación del Metro Colegio de Ingenieros antes de saber que había sido detenido.

Coello, Holdack, Boada, Gil, Demián Martín y Ángel González fueron detenidos en las inmediaciones de Parque Carabobo luego de la marcha realizada el 12 de febrero hasta el Ministerio Público. Los presentaron en tribunales el 15 de febrero, con otras 10 personas, pero sólo a estos 6 se les dictó privativa de libertad acusados de instigación a delinquir, agavillamiento, daños materiales e incendio. Desde entonces se encontraban recluidos en Polichacao.

Armesto supo de la aprehensión cuando llegó a su casa por la llamada de una amiga. No tuvo contacto con Holdack hasta que lo trasladaron a Polichacao el 15 de febrero. “Cuando lo detienen él estaba tomando fotos; pero ahora no aparecen su cámara, su celular, el koala o sus lentes. En la cámara están las pruebas de que no estuvo involucrado en los hechos violentos”. Al momento de la aprehensión fue llevado al Cicpc de Parque Carabobo, donde lo tuvieron arrodillado durante horas y lo golpearon. No fue hasta la semana pasada que la fiscalía ordenó la realización de los análisis forenses y que un odontólogo constató que tenía un diente fracturado debido al maltrato.

Holdack no tuvo contacto con sus abogados antes de que se realizara la audiencia de presentación. “Cristhian está mal, frustrado. Poco a poco siento que está perdiendo la fe, porque está pagando un castigo muy elevado por un delito que no cometió”, dijo Armesto.