• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Seguro Social de Maracaibo suspende consultas a diario por falta de servicios

Los trabajadores y pacientes sufren sin aire acondicionado | Foto: Cortesía

Los trabajadores y pacientes sufren sin aire acondicionado | Foto: La Verdad

Médicos y enfermeras denunciaron que el centro de salud no tiene aire acondicionado. Además, aseguran que el diseño del edificio no permite ningún tipo de ventilación, lo que impide que atiendan a más de cinco o seis pacientes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ambulatorio de Maracaibo, conocido como Seguro Social de Veritas, suspende todos los días las consultas por malas condiciones de trabajo y falta de insumos.

Médicos y enfermeras denunciaron que el centro de salud no tiene aire acondicionado. Además, aseguran que el diseño del edificio no permite ningún tipo de ventilación, lo que impide que atiendan a más de cinco o seis pacientes, reseñó el diario La Verdad del estado Zulia.

Josué Andrade, trabajador de la emergencia, indicó al diario regional que en el ambulatorio deben dar asistencia primaria a los pacientes, pero a diario tienen que referirlos a otros centros debido a que no cuentan con insumos básicos como suturas, alcohol, agua potable o medicamentos para el dolor.

Denunció que la situación empeoró cuando hace 2 años se llevaron la única ambulancia a Caracas para realizarle reparaciones. En ese momento el ambulatorio contaba con 20 espacialidades, ahora quedan 5 especialidades y 6 médicos. De acuerdo con el personal de archivos, mensualmente atendían entre 9 mil y 10 mil personas y ahora, “a duras penas”, manejan una población de 4 mil.

José Bernal, médico internista del centro asistencial, aseguró que no tienen miedo de denunciar las deficiencias que viven todos los ambulatorios del Seguro Social.

A su criterio, la mala administración de los recursos por parte de las autoridades nacionales es la causa principal del problema, aunado a las malas condiciones en las que los médicos atienden a los enfermos. 

Los trabajadores hicieron un llamado al presidente del IVSS y al Ministerio de Salud a “ponerse la mano en el corazón” y velar por resolver los problemas para ayudar a la escasa masa de empleados que no desean que el ambulatorio cierre.

Lea la noticia completa aquí.