• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Segundo incendio en el hospital J. M. de los Ríos causa pánico

A través de las redes sociales, trabajadores del hospital informaron cómo los afectó el incendio | Cortesía Trabajadores del Hospital J.M de los Rios

A través de las redes sociales, trabajadores del hospital informaron cómo los afectó el incendio | Cortesía Trabajadores del Hospital J.M de los Rios

Los padres de los pacientes solicitan al Ministerio de Salud que refuerce las medidas de seguridad 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El más reciente incendio ocurrió el lunes, a las 7:00 pm, aproximadamente, en el piso 3 del hospital J. M. de los Ríos, en San Bernardino, Caracas. El fuego fue volátil y sorprendió a pacientes, médicos y visitantes. “Se expandió, iba a entrar al cuarto de los niños, pero corrimos muy rápido. Le avisamos al personal médico y desalojamos el edificio”, contó Yureny Díaz, madre de un bebé internado en el centro de salud.

Cerca de 20 personas fueron desalojadas por el segundo incendio ocurrido en el J. M. de los Ríos en 16 días. Ayer en la mañana, el piso 6 del centro de salud estaba repleto. Allí, enviaron a algunos pacientes evacuados por el siniestro. Abajo, en el piso 3, solo había caminos interrumpidos. “Yo permanezco aquí junto con otras compañeras. Pero da miedo quedarse. Me gustaría poder continuar el tratamiento de mi hijo, que tiene meningitis viral, en casa”, agregó Díaz.

La sospecha de los cuerpos de seguridad es que los incendios han sido provocados. El 19 de octubre en la tarde ocurrió el primer siniestro en el piso 3. Se quemó una habitación desocupada y varios equipos médicos, desalojaron a 70 pacientes y el pánico se instaló durante horas en el centro asistencial. El pasado sábado en la noche se registraron dos cortocircuitos sin llamas. “Hubo humo en la sala de Emergencias. Yo he estado en los cuatro incendios, pues tengo un mes en el hospital. El lunes saqué a la calle a mi hija, de 8 años de edad, enferma por una infección en los ganglios, debido a las llamas. Me disgusté con uno de los vigilantes, pues me dijo que lo de los incendios era normal”, relató Jessica Maneiro, madre de una niña hospitalizada.

Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas halló un bidón de gasolina y un tensiómetro en el sitio donde supuestamente se originó el incendio del lunes, indicaron fuentes extraoficiales.

Directivos, personal médico y pacientes rindieron declaraciones en la sede del cuerpo de investigaciones, en Caracas, sobre los incendios. No descartan que obedezca a sabotajes.

Declaración. Los padres de los niños hospitalizados en el J. M. de los Ríos firmaron un documento para solicitar más medidas de seguridad. “Necesitamos vigilancia. Se trata de la vida de nuestros hijos, muchas madres estamos preocupadas. Esta mañana vino la ministra de Salud, Isabel Iturria, y aprovechamos para comentarle nuestras preocupaciones. También tenemos problemas con los insumos”, dijo Maneiro. 

El déficit de suministros en el hospital obliga a dejar a los niños solos en muchas ocasiones para buscar medicinas. “Ni siquiera hay jeringas. Algunas enfermeras le pasan el tratamiento rápido a los niños y eso hace que sufran”, afirmó Díaz.

El martes a las 3:00 am, aproximadamente, falló la energía eléctrica en la sala de Emergencias. Muchas madres de pacientes optaron por no dormir. “Nos quedamos despiertas. Hicimos una especie de vigilia por miedo a que volviera a pasar algo. Además de la seguridad, el hospital afronta otras fallas”, señaló Díaz.

Solicitarán investigación

Yamila Battaglini, presidente de la Sociedad Médica del J. M. de los Ríos, aseguró que en los próximos días convocarán una asamblea con el personal del hospital para exigir más medidas de seguridad e investigar los incendios. “Queremos que se abran averiguaciones para conocer las verdaderas causas de esos incidentes, pues casi siempre han ocurrido en las noches. Eso nos parece curioso. No tengo mayores detalles de lo sucedido el lunes porque no estaba allí”, dijo.  

Proponen discutir sobre el sistema de seguridad. En el centro de salud se encuentran algunos milicianos. “Necesitamos más personal y mejor capacitado. El primer sitio que se quemó estaba desocupado, y así se encuentran muchas áreas del hospital: totalmente solas”, dijo una enfermera.   

Las condiciones del centro de salud son motivo de reclamos. El personal médico y los pacientes coinciden en que debe haber énfasis en el mantenimiento. Pese a que se hacen reparaciones en varias áreas, otras están descuidadas.