• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

SIP centró debate en espionaje a AP y libertad de prensa

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa | AFP

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa | AFP

La SIP está celebrando su reunión semestral en Denver con la participación de unos 300 representantes de medios de todo el continente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El espionaje a la agencia AP, que según su presidente tuvo un "efecto congelador" para el periodismo, y los ataques a la libertad de prensa en América Latina, sobre todo en países miembros de la ALBA, centraron hoy los debates de la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

La SIP está celebrando su reunión semestral en Denver (Colorado, EE.UU.) con la participación de unos 300 representantes de medios de todo el continente.

Uno de los platos fuertes de este sábado fue el análisis de la "falsa" disyuntiva entre libertad de prensa y seguridad nacional en una conferencia ofrecida por el presidente de la agencia estadounidense Associated Press (AP), Gary Pruitt.

Pruitt afirmó que la incautación secreta por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos de miles de registros telefónicos de sus corresponsables tuvo un "efecto congelador" para el periodismo dentro y fuera de la agencia.

"El daño está hecho. Nuestras fuentes se sienten nerviosas al hablar con nosotros. (Las acciones del Departamento de Justicia) han enfriado la compilación de noticias y han intimidado a fuentes tanto oficiales como no oficiales", señaló Pruitt.

La recopilación secreta de los registros de 20 líneas telefónicas de AP entre abril y mayo de 2012 se realizó para investigar una filtración sobre seguridad, según el Departamento de Justicia.

La filtración que motivó el espionaje tuvo que ver con una noticia publicada por AP el 7 de mayo de 2012 en la que informaba de que el Gobierno había frustrado un complot de Al Qaeda en Yemen para atentar contra un avión con rumbo a EE.UU.

Según Pruitt, se trató de una acción "sin precedentes" y "tan secreta" que ninguno de los afectados supo que sus líneas telefónicas estaban siendo investigadas hasta al menos 90 días después de los hechos, cuando las autoridades federales formalmente informaron a AP.

Pruitt afirmó que, además de AP, otras grandes agencias noticiosas y reconocidos medios del país han visto que las fuentes a las que antes tenían acceso ya no quieren compartir información.

De hecho, de acuerdo con el presidente de AP muchas de esas fuentes se muestran renuentes incluso a mantener conversaciones cara a cara, es decir, aunque no se use el teléfono o medios electrónicos para el intercambio de información.

"Tienen miedo de que el Gobierno les esté espiando y no hablan. Y quizá al Departamento de Justicia le guste eso", ironizó Pruitt.

Por otro lado, los gobiernos de ciertos países que ejercen un férreo control de la libertad de expresión vieron en el accionar del Departamento de Justicia estadounidense una convalidación de sus propias acciones.

"'Si el Gobierno de Estados Unidos lo hace, entonces debe ser bueno y nosotros también podemos hacerlo', me dijeron algunas personas", comentó Pruitt.

En otra de las sesiones de la jornada se debatió sobre la situación de la libertad de prensa en América Latina y el exgobernador estadounidense Bill Richardson instó a los miembros de la SIP a crear una nueva "estrategia de unidad" para proteger ese derecho.

Richardson afirmó que siente que "en América Latina ni a los derechos ni a la libertad de expresión les está yendo bien".

De hecho, el exgobernador de Nuevo México y exembajador estadounidense ante la ONU dijo que "la libertad de prensa está siendo atacada en América Latina".

A su juicio, esta situación no cambiará a menos que se superen las muchas divisiones entre los países latinoamericanos y que la Organización de Estados Americanos (OEA) recupere la influencia que alguna vez tuvo y de la que, en su opinión, ahora carece.

Para Richardson, la SIP debe colaborar para "resucitar y relanzar" la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ya que ese organismo está "siendo atacado" desde algunos países como Venezuela, Ecuador y Nicaragua, miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

"Llamen a los dirigentes de cada país, país por país, y a sus embajadores", instó Richardson al indicar que la estrategia de los periodistas debe incluir a políticos y líderes "que ayuden a elevar el perfil de la CIDH entre el público".

Este domingo la Asamblea continuará con un panel con la bloguera y activista cubana Yoani Sánchez y debates sobre la libertad de prensa en países como Estados Unidos y Ecuador.