• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Rotura de tubería colapsó Servicio de Neonatología en J.M. de los Ríos

Foto: María Emilia Jorge

Foto: María Emilia Jorge

Johana Paredes, residente de Pediatría, explicó que el niño internado en la única incubadora en funcionamiento ingresó con dificultad respiratoria y neumonía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una tubería de aguas blancas se rompió en la mitad del pasillo principal del servicio de Neonatología del hospital J. M. de los Ríos. En esa zona además el sistema de aire acondicionado del área está dañado, por lo que solo están atendiendo a un paciente. El agua también inundó consultorios.

Johana Paredes, residente de Pediatría, explicó que el niño internado en la única incubadora en funcionamiento ingresó con dificultad respiratoria y neumonía. "Si hubiese necesitado ventilación mecánica no habríamos podido atenderlo porque las tomas de oxígeno no son las correctas y tenemos ventiladores sin esterilizar".

Tras la sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia en la que se declaró inconstitucional la Ley Especial para Atender la Crisis de Salud aprobada por la Asamblea Nacional, los diputados Miguel Pizarro, José Manuel Olivares y Manuela Bolívar hicieron ayer un recorrido por el hospital para verificar el mal estado. La entrada de los funcionarios y de los medios de comunicación intentó ser impedida por personal de seguridad, pero madres y médicos ejercieron presión no solo para que la visita pudiera realizarse sino que al finalizar la actividad los acompañaron hasta la calle ante los rumores de que colectivos esperaban afuera del centro.

El área de fórmulas lácteas también tiene un bote de agua desde hace dos semanas. Nadie lo ha reparado. Las nutricionistas debieron mudar las latas de leche -la mayoría donadas por terceros- a una pequeña oficina donde están preparando los teteros de los niños.

EL DATO

"Vamos a seguir haciendo presión para que acepten la ayuda humanitaria y para que cambie el gobierno. Estoy afectado con lo que veo y me imagino cómo pueden estar los niños enfermos y sus familias", dijo Miguel Pizarro, al recorrer la cocina del hospital donde había chiripas y neveras inservibles.