• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Robaron un león de centro de protección de animales en Brasil

Los grandes felinos, como sus pequeños primos domésticos, duermen siestas cortas y esporádicas sin importar cuánta luz haya | BBC

Los grandes felinos, como sus pequeños primos domésticos, duermen siestas cortas y esporádicas sin importar cuánta luz haya | BBC

"Tuvo que haber sido alguien que sabía de leones. Tratar un animal de esos no es fácil", afirmó responsable del lugar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de desconocidos invadió un centro privado de protección de animales abandonados y en extinción en el estado brasileño de Sao Paulo y robó un león de 9 años y 300 kilos de peso, informaron hoy fuentes oficiales.

El insólito robo ocurrió en la madrugada del jueves en Monte Azul Paulista, municipio en el interior del estado más poblado de Brasil, pero solo trascendió este viernes luego de que la Secretaría regional de Medio Ambiente divulgara una nota pidiendo medidas urgentes de la policía.

Los ladrones llegaron hasta el Criadero Conservacionista San Francisco de Assis en una camioneta en la que cargaban una jaula y forzaron un portón de madera para acceder al local, así como el candado de la jaula en la que estaba el león.

El veterinario Oswaldo García Júnior, responsable por el resguardo animal, afirmó que los autores del robo probablemente sedaron el león antes de trasladarlo de jaula debido a que el felino no es dócil ni pacífico.

"Tuvo que haber sido alguien que sabía de leones. Tratar un animal de esos no es fácil", afirmó.

García Júnior agregó que cerca de la jaula en la que estaba el león, identificado como Rawell, hay señales de que algún objeto pesado fue arrastrado hasta el local en que los invasores estacionaron la camioneta.

"Los vecinos vieron la llegada de la camioneta pero pensaron que se tratada de fiscales de la Policía Forestal o del Instituto Brasileño de Medio Ambiente trayendo otro animal abandonado o herido para que lo cuidáramos", aseguró.

El responsable relató que Rawell fue dejado en 2009 en el resguardo por un criador particular que alegó que no tenía cómo mantenerlo, ya que el animal come cinco kilos diarios de carne.