• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Río de Janeiro recibirá a 500.000 turistas por vía aérea para la visita papal

El papa Francisco / AP

El papa Francisco / AP

El Pontífice argentino estará en Brasil entre el 22 y el 28 de julio próximo para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ciudad de Río de Janeiro recibirá para la visita del papa Francisco a unos 500.000 visitantes que llegarán por vía aérea, calculó hoy el ministro de Aviación Civil de Brasil, Wellington Moreira Franco.

El Pontífice argentino estará en Brasil entre el 22 y el 28 de julio próximo para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Río de Janeiro, un evento que se espera que atraerá a unos tres millones de turistas.

Moreira Franco dijo a corresponsales extranjeros que, de ese total, se prevé que 500.000 llegarán por vía aérea, lo que supone un "desafío logístico" para las autoridades, sobre todo porque Galeao, el aeropuerto internacional de la ciudad, está en obras de cara al Mundial de fútbol del año próximo.

"Se está haciendo un gran esfuerzo" para concluir muchas de esas obras y garantizar una buena atención a los turistas que lleguen por la visita del Papa, indicó el ministro, quien citó entre ellas las necesarias para aumentar el número de baños y mejorar las escaleras mecánicas y la recogida de equipajes.

Aunque el tiempo apremia, Moreira Franco dijo estar convencido de que no habrá inconvenientes en el aeropuerto de Galeao, por el cual indicó que transitan 14 millones de pasajeros por año, lo que supone un promedio de unos 38.400 por día.

"En los grandes eventos las cosas fluirán", aseguró el ministro, en alusión a la visita del papa Francisco y al Mundial de fútbol de 2014, para el cual se calcula que Brasil recibirá a unos 600.000 turistas extranjeros.

No obstante, apuntó que "el verdadero problema" es garantizar un buen servicio aeroportuario para el "día a día de los brasileños", que sufren con infraestructuras obsoletas que el Gobierno se ha decidido a modernizar, explicó.

En ese sentido, citó un plan de modernización aeroportuaria anunciado en diciembre pasado por la presidenta, Dilma Rouseff, que prevé inversiones por 7.300 millones de reales (3.650 millones de dólares) en 270 de los 689 aeropuertos que hay en todas las regiones del país.

Esos planes incluyen además la concesión al sector privado de algunos de los principales aeropuertos del país, entre los cuales se incluyen el propio Galeao y el de Belo Horizonte, cuyas operaciones serán licitadas entre empresas nacionales y extranjeras el próximo septiembre.

Moreira Franco dijo que la adopción de ese régimen de concesiones al sector privado prueba que Brasil "superó el conflicto ideológico entre quienes creían que la privatización era el camino hacia el cielo" y los "ideales jurásicos" de quienes se negaban a asociar al Estado a la empresa privada.

"Debemos aumentar nuestra tasa de inversión y para eso debemos contar con el sector privado", señaló.

También apuntó que "si el sector público no es capaz de ofrecer un buen servicio a los pasajeros, se debe atraer a los mejores operadores internacionales de aeropuertos", lo cual se pretende lograr mediante el nuevo régimen de concesiones, que permitirá el "salto de calidad necesario" en la aviación civil brasileña.